Seguidores

miércoles, 30 de junio de 2010

Economía psicótica

Hoy me voy a dedicar a exponer algunos de los factores que a mi modo de ver hacen que la situación económica, política y social actual sea tan mala como es y el futuro pinte, cuanto menos, poco esperanzador.

Podemos comenzar hablando de las edades del capitalismo:
  • Capitalismo industrial: Revolución industrial, injusticia social plasmada en algunas novelas de Dickens y películas como "Que verde era mi valle", etc. Nacimiento del proletariado, utopías socialista, anarquista y comunista, revolución bolchevique.
  • Capitalismo económico: Generalización de la producción en cadena. Grandes empresas Ford, GM, etc., normalmente circunscritas a sus países de origen. Relevancia del petróleo. Segunda guerra mundial y principio de la guerra fría. Conquistas sindicales y laborales. Revoluciones comunistas.
  • Capitalismo financiero: Las grandes empresas salen de sus países de origen, principalmente EEUU. El mundo percibe el poder económico y político de la empresa multinacional. El control de la energía y las materias primas en el fondo de muchos conflictos. Producir se da por hecho, y se traslada gran parte de la producción a países con salarios más baratos , ahora lo importante es el marketing y las finanzas. Los paraísos fiscales comienzan a ser noticia. Caída del muro de Berlín. Se acabó la utopía comunista. En este punto, los estados de los países desarrollados todavía controlaban la situación.
Creo que en estos últimos años hemos llegado a una nueva edad del capitalismo, que voy a bautizar como capitalismo psicótico y que se caracteriza por los siguientes problemas:
  • Aproximadamente el 80 % del dinero del mundo está y se mueve desde paraísos fiscales.
  • Las clases medias y las pymes soportan casi toda la presión fiscal. Los ricos y los poderosos tienen formas de eludir y diferir el pago de impuestos.
  • Los excesos de la burbuja inmobiliaria, quiebras y reflotes bancarios, los van a pagar los ciudadanos con sus impuestos.
  • La mayor parte de la producción está ubicada en países con escasa protección social y políticas medioambientales laxas.
  • Los estados han perdido el control de su economía. Los propietarios y/o gestores de las grandes fortunas ejercen el poder a través de los mercados y desde paraísos fiscales. Poseen gran influencia en los organismos supranacionales (FMI, UE, etc.). Dado que en la jerarquía normativa las leyes de mayor rango son los tratados internacionales, la adscripción de un país a un organismo supranacional, supone la entrada por la puerta de servicio, sin apenas ser percibida, de cambios legislativos de calado, que sólo suelen beneficiar a los poderosos. Es la culminación de la llamada "Doctrina de Washington" consistente en alejar lo más posible a los ciudadanos de las decisiones que les afectan.
  • Altísimo nivel de corrupción política, comparado con épocas anteriores.
  • Existen países prácticamente tomados por los narcotraficantes (por ej. México) y países con cerca de un 10 % de población yonqui (Irán, Afganistán) Las mafias, se han internacionalizado, con lo cual en muchos de los casos han ganado/están ganando la partida.
  • Desencanto político de los ciudadanos.
  • El terrorismo también se ha globalizado.
  • Los problemas y los malos son globales. Las soluciones que intentan dar algunos estados son nacionales, otros estados ni siquiera eso, sino que son parte del problema. Mal asunto. Como decía una canción "la esperanza es una puta vestida de verde".

1 comentario:

  1. Creo que fue Anatole Kaletsky quien dijo que vivimos en un mundo que pasamos de lo inconcebible a lo inevitable ¡sin pasar ni siquiera por lo improbable!
    Psicosis (es decir, pérdida de contacto con la realidad, alucinaciones, delirios y dineros al bolsillo)

    ResponderEliminar