Seguidores

sábado, 17 de julio de 2010

Frente contra la crisis: Consecuencias

Pienso a veces, incluso es posible que alguno de estos tipos lea este blog, que habrá individuos, que perteneciendo a determinados sectores de poder, se creen a salvo de cualquier acontecimiento social y de sus consecuencias. A ellos, por la parte que les toca, va dedicada esta entrada, y al resto como reflexión de lo posible aunque no sea deseable. Como casi olvidaba mi condición de misántropo y de lo que debería ser hilo conductor de este blog (que se está endulzando un poco), también les quiero recordar a todos los canallas responsables de crisis y hambrunas, que la muerte llega a todos, e incluso con dolor. Y ahora leamos este fragmento de “Aurora roja” de Pío Baroja:
"Sería una aurora sangrienta en donde a la luz de los incendios crujirá el viejo edificio social, sustentado en la ignominia y en el privilegio, y no quedaría de él ni ruinas, ni cenizas, y sólo un recuerdo de desprecio por la vida abyecta de nuestros miserables días. Sería el barro negro de las Injurias y de las Cambroneras, que ahogaría a los ricos, la venganza justa contra las clases directoras, que hacían del Estado una policía para salvar sus intereses, obtenidos por el robo y la explotación, que hacían del Estado un medio de calmar a tiros el hambre de los desesperados. "

1 comentario:

  1. aqui lo que hace falta son unos cuantos meses de gillotina. Al tiempo volver a empezar. Qué pena. Pero al menos habríase hecho justicia alguna vez. De momento ninguna.

    ResponderEliminar