Seguidores

lunes, 5 de julio de 2010

La vuelta

Vuelvo de un corto descanso estival y me encuentro con todas los textos de Pepe Deapié que me devuelven a un mundo turbulento y oscuro que derrumba esperanzas y alimenta miedos. Le traigo de regalo Conspiración Octopus de Daniel Estulin (lo que le falta a Deapié para alimentar su paisaje apocalíptico).
Vuelvo a esos versos que Blanca Varela dedica “A la realidad”, no nos queda otra salida: “te rendimos diosa / el gran homenaje / el mayor asombro / el bostezo”.
Hambrientos de ingenio, escaparemos otra vez a los ridículos dogmas y tristes hábitos del entorno con nuestro equipaje de pequeñas falsedades y banderas blancas. Parece inevitable la vuelta a lo de siempre, a esa retrógrada sobredosis de orden social que nos esclaviza, impide cualquier simulacro de rebeldía y reclama nuestra más absoluta abstinencia intelectual. No pensar, no hacer nada. ¡Qué felicidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario