Seguidores

lunes, 23 de agosto de 2010

Bienvenida a Frank Ruffino

Gracias por tu adhesión a nuestro blog. No tienes que "hacerte" misántropo para ser comunicativo, a lo mejor ni yo soy un misántropo pero, por si acaso, te doy la más sincera bienvenida con estas palabras de Epícteto:
"Platón era filósofo, pero no por sus facultades dialécticas, como Hipócrates era médico pero no por su elocuencia. También yo puedo ser filósofo y cojo al mismo tiempo, y sin embargo, no habíais de imitarme en la cojera para ser filósofos".
Todos ustedes son muy buena gente (ya se me pega algo).
Joder, Ruffino ¡nadie hubiera dicho que tenías ascendentes italianos!

3 comentarios:

  1. Pitt Tristán amigo:

    Claro, lo apuntas con una claridad meridiana, y más por medio de esta cita de Epícteto. Muy pertinente.

    Bueno, mi padre es tomellosero, mi madre de Tenerife y un antepasado Rufino (poseo nacionalidad española), que se estableció en la familia...aunque con un poco de nebulosa...

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    P.D. Es bonito ver de antepenúltima seguidora de tu espacio a mi amiga y ex compañera de periodismo, a la poetisa Luissiana Naranjo; y después, de penúltimo, al crítico de cine William Venegas, también amigo. Todos nosotros: trinidad de ticos: PURA VIDA!

    ResponderEliminar
  2. Pues mira, lo que no dice Frank Ruffino es que él es un "poeta maldito", solo que no nació en París cuando debía... (me encanta encontrar gente querida aquí). Reciban todos un abrazo bien misántropo, pero sin puñales por la espalda.

    ResponderEliminar
  3. Bien William Venegas porque ya se sabe que: Si tu mejor amigo te incrusta un puñal en la espalda, desconfía de su amistad.

    ResponderEliminar