Seguidores

viernes, 13 de agosto de 2010

La blogosfera

Desde que empezamos con el blog, Pitt y yo estamos como dos chicos con zapatos nuevos.  No hay día en que tomando un café no comentemos algo de alguna entrada, sobre alguna lectura, ya sea del blog de un seguidor, de algún seguidor del seguidor (y así hasta el infinito y más allá o más acá), de las estadísticas de visitas, etc.   Vamos, que se ha convertido en tema de conversación habitual, añadido a nuestra desinteresada contribución a arreglar el mundo mientras nos echamos un cortado.

Hoy me ha dado por preguntarme por el tamaño del mundo de los blogs.  Hace tiempo leí un libro sobre los blogs en la empresa, que os enlazo (es un pdf), donde se habla de los blogs en general y de los de empresa en particular.  En ese momento, abril de 2.007, era la información estadística más reciente que muestra el libro (la prehistoria casi, para este mundo), había en el mundo 72 millones de blogs, con un millón y medio de entradas diarias (entre todos, se entiende), lo que sale a 17 por segundo.

Buscando información más actual, he encontrado el sitio http://www.blogpulse.com/, que muestra información de rabiosa actualidad:

Blogs: 144.750.174
Nuevos blogs en las últimas 24 horas: 65.956
Entradas en las últimas 24 horas: 1.046.762 (será por las vacaciones que hay "tan pocas")

Hay una diferencia importante entre estas cifras y las que prevé el libro, ya que en ese momento el número de blogs, se duplicaba cada seis meses.  Puede deberse a que se haya alcanzado cierto nivel de saturación o más probablemente (creo yo) a que en blogpulse todavía no han indexado todos los blogs o sus algoritmos no les permiten identificar todos los existentes, ya que no son pocos los que tienen dominio propio, en lugar de tirar de herramientas como blogger, wordpress, etc.

En cualquier caso, asumiendo que la cifra de 144 millones sea correcta, el número de blogueros es mayor que la población de la mayoría de los estados-nación del mundo, entre ellos el nuestro.

En fin, que nuestro pequeño blog, es una gota de agua en un océano.  Lo dejo aquí, porque me voy a poner poético-sensiblero y se me pueden derramar los bits y no es cuestión de ponerlo todo perdido.


5 comentarios:

  1. Yo ya me he perdido con tanta cifra... ¡ufffff, qué lío!
    Va a ser verdad eso que dicen por ahí de que, en el mundo que vivimos hoy en día, quien no tiene un blog, no es nadie. Pues venga, ¡todos a hacerse un blog! Jajajaja

    ResponderEliminar
  2. A ´mí también me ha dejado alucinada todo esto de los blogs. Vamos, es que te haces seguidora de uno o te abres uno propio, y de repente, comienzas a conocer personas interesantes que se entretienen leyendo lo que tú escribes o aportando datos curiosos en los suyos.
    Mi experiencia es muy gratificante, así que supongo que eso es lo que atrapa de este rollo bloguero.

    ResponderEliminar
  3. Pepe eres la leche. Me pierdo en esos números. Puedo creerlos. De hecho es curioso que la gente cree estos números, o que en el cielo existan cientos de miles de millones de estrellas pero si ven sobre un banco del parque "Recien pintado" se acercan a tocarlo...
    Pero eso es otra historia.
    En la era de la comunicación, de la imagen y todo eso, resulta que nos sentimos más solos que la una. Necesitamos compartir nuestras ideas, nuestros gustos, encontrar cierta afinidad con nuestros semejantes, en conclusión: lo que nos hace más felices es sentirnos aceptados por algún grupo. En mi caso, misántropo aficionado, nunca me gustaría pertenecer a un club que me aceptara como socio (sí, Pepe Deapié, ya sé que Groucho Marx y Woody Allen, tienen frases cojonudas y que te encantan, por eso las pongo, amigo) pero de esto excluyo los blog, al fin y al cabo este es un lugar en el que podemos odiarnos de una manera razonablemente educada y segura.

    ResponderEliminar