Seguidores

domingo, 15 de agosto de 2010

Las cosas de Pepe: Criptología

Con esta entrada doy por inaugurada un nuevo apartado en el índice que voy a llamar "Cosas de Pepe", dedicado a cosas de carácter más bien heterogéneo, pero que son de mi interés, en la esperanza de que los demás también las encontreis interesantes.  Tengo que confesar que dado que prácticamente todos nuestros seguidores y Pitt también sois gente bien del mundo de la literatura o muy interesados en la misma y/o "muy leídos", me siento a veces un poco el bicho raro y, ¿sabeis qué? ¡que me encanta!. 

Hoy os voy a dar la brasa con la criptología:  Tiene 2 grandes partes reconocibles:  La criptografía y la esteganografía.  La primera se encarga de disfrazar el mensaje y la segunda de esconderlo.  Existen multitud de anécdotas históricas relacionadas con este tema, algunas divertidas y otras interesantes (las anodinas no salen en ningún sitio).

En relación con la primera, la criptografía, hay constancia de que Julio César en sus mensajes secretos, sustituía cada letra del alfabeto por la que se encontraba 3 posiciones más adelante.  A veces el descifrado de un mensaje ha sido cuestión de vida o muerte: A María Estuardo le costó la cabeza, literalmente.

En relación con la esteganografía, como anécdota divertida (o al menos a mí me lo parece), los antigüos griegos enviaban correos a Persia.  Cuando llegaban, el espía que estaba en Persia, les rapaba la cabeza y les escribía el mensaje en la cabeza.  Cuando le crecía el pelo, el correo viajaba a Grecia y una vez allí, le rapaban el pelo y leían el mensaje.  También hay una película protagonizada por Cary Grant y Audrey Herpburn, titulada Charada, donde aparece la esteganografía en una forma que se utilizó mucho durante la guerra fría, los micropuntos (microfilms, disfrazados de punto en una carta).

Si a alguno os interesa el tema, os recomiendo un libro titulado Los códigos secretos, de Simon Singh, muy ameno de leer, trufado de anécdotas históricas, algunas divertidas y la mayor parte interesantes.

Por si alguno descubre que le interesa realmente el tema en plan hard (aunque si se omiten las partes más técnicos, resulta también de lectura amena), os pongo el siguiente enlace.  Se trata de un libro del profesor Lucena, de la Universidad de Málaga, titulado Criptografía y seguridad en computadores.

5 comentarios:

  1. Me parece un tema interesantísimo. El año pasado estuve estudiando antropología social y cultural, carrera que he dejado momentáneamente de lado gracias al maravilloso plan Bolonia. (Cuando se aclaren volveré9.
    Me interesan muchísimo todas estas historias Pepe. Gracias por el enlace. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Buena idea y buena entrada. También hay una película, de esas que no alcanzan mucha fama, que a mí, que no entiendo nada de cine, me encanta, Enigma, que trata sobre los descifradores de códigos de la Segunda Guerra Mundial.
    Si alguien conoce alguna historia sobre el tema, como la de los griegos y sus espías, que la relate y nos enteramos. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. A mí todo esto me ha recordado un libro de Kent Follet "La isla de las tormentas" La verdad es que es un tema interesantísimo y curioso. Y se me acaba de ocurrir una idea ¿No os parece que las chuletas que nos hacíamos para los exámenes en realidad son mensajes encriptados y esteganografiados en los sitios más increibles?

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que os haya parecido interesante esta entrada. Gracias a todos los que me lo habeis hecho saber con vuestros comentarios.

    Pitt, la historia de la máquina enigma, más o menos novelada y gratis (lo que no se si totalmente conclusa) la tienes en http://www.kriptopolis.org/enigma

    Menchu: Lo de esteganografía seguro, lo de criptografía pienso que no. Recuerdo que en el examen de esta asignatura me preguntaron algo parecido: La diferencia entre el cifrado y la compresión de archivos. La respuesta (la que realmente querían), es que la diferencia básica es el objetivo que se persigue.

    ResponderEliminar