Seguidores

martes, 17 de agosto de 2010

Las cosas de Pepe: Un comentario para Menchu. El test de Turing y los captcha

Menchu:  Ya he descubierto los restaurantes wok que me comentaste.  He visto uno entre Vinaroz y Benicarló y otro en Salou.  A Zaragoza todavía no han llegado que yo sepa (aunque puede que sí y no me haya enterado, ya que desde que tengo nenes no salgo ná de ná).

Alan Turing, uno de los padres de la informática y uno de los principales responsables en decodificar los códigos alemanes de la máquina Enigma durante la Segunda Guerra Mundial, también le dió por filosofar y pensar cómo distinguir si un computador era inteligente.  Propuso el llamado test de Turing, consistente en que un humano pasaba notas escritas a un computador situado en una habitación contigua, de modo que no pudiese ver si se estaba dirigiendo y le estaba contestando una persona o una máquina.  Si no era capaz de distinguirlo, podría decirse que el ordenador era inteligente.

Actualmente existen robots de charla, capaces de confundir a algunos humanos en cuanto a si están hablando con un humano o con un programa, pero no a todos.

Una forma inversa de este test, son los llamados captchas.  Un captcha es un test de Turing inverso, ya que lo que se trata de evitar es que sea una máquina la que abra una cuenta de correo,  ponga comentarios a entradas de blog, etc.  En concreto, aquí en blogger para poner un comentario es posible haber configurado el blog para que presente un captcha y así evitar que los comentarios se llenen de anuncios de Viagra, peticiones de relaciones de rusas, ofertas de trabajo como mulas para enviar dinero a paraísos fiscales, etc., experiencia que he vivido en primera persona, toda vez que el filtro anti spam de mi trabajo no anda muy fino.

En fin, lo dejo estar aquí porque estoy de vacaciones en un hotel con una conexión wifi que varía entre lo lamentable y lo descojonante (No se si es que se cae o es que se la tiran).

2 comentarios:

  1. Pepe, Menchu. En Zaragoza hay un Wok en la calle Santander. Por cierto, con poco éxito.

    ResponderEliminar
  2. Pues aquí ya hay tres por lo menos y se llenan.
    Por cierto Pepe, lo de los niños no es impedimento, mi hijo el pequeño creo que lo primero que aprendió a decir fue "sopa de aleta de tiburón" En un autoservicio la verdad es que es un poco engorroso porque ellos no pueden llevar su propia y comida y le toca a papá o a mamá echar paseos varios.

    Con respecto a los robots que parecen personas... tiemblo, aunque también es cierto que hay personas que parecen robots, creo que esto es peor.

    ResponderEliminar