Seguidores

domingo, 1 de agosto de 2010

Pena por el saber

Uno de los muchos cambios que se ha producido en los últimos 20-30 años, quizá alguno más, pero que se ha acentuado con las últimas derivas de nuestra sociedad capitalista y la expansión de las tecnologías de la información, es la devaluación del valor del saber, como valor en sí,  a la manera de los antiguos griegos y que nuestra cultura occidental llevó orgullosamente como herencia y ahora empieza a declinar en favor del conocimiento, entendido éste como aquellos saberes capaces de ser transformados en dinero. 

Sobre este y otros temas anexos, próximamente colgaré o enlazaré un libro digital con 3 ensayos que me parecen de una lucidez impresionante y que leí recientemente.

La verdad, me da pena que esta sociedad del capitalismo psicótico de la inmediatez y de la idiotez en que estamos inmersos,  pierda por el camino, un valor que engrandece el espíritu humano y nos hace más libres, más felices y mejores.

3 comentarios:

  1. Gran profundidad en la diferenciación entre saber y conocimiento.
    ¡Si la gente pensáramos!

    ResponderEliminar
  2. Elegante diferencia entre saber y conocimiento. El saber hace al ser humano madurar y crecer, elimina la irracionalidad, o al menos la mitiga, y, da esa sensación de realización, respuesta a preguntas, aunque, en muchos casos el propio saber genera más preguntas que respuestas...
    ¡Muy buena entrada!

    ResponderEliminar