Seguidores

martes, 10 de agosto de 2010

Una entrada poco seria

Hoy tengo ganas de hacer una entrada poco seria, así que se me ha ocurrido contaros un par de pequeños episodios cotidianos, con mi hijo pequeño (2,5 años), que me hicieron reir bastante, además en el mismo día.

Episodio 1

Estoy en el salón y viene el niño, con cara de orgullo y una sonrisa de oreja a oreja:

- Original en lenguaje lengua-trapo: Papá eecho pedo.
- Traducción al castellano:  Papá, me he tirado un pedo.

La verdad, me entró la risa y le dije de forma entusiasta:  ¡ Muy bien hijo !. Y le dí un beso y un abrazo y el chico se fué todo contento.

En fin, quien dice que hay que apoyar los logros de los hijos, supongo que no pensaba en los de este tipo, pero a ver quien le quitaba la ilusión al angelito.

Episodio 2

Cuarto de baño, estoy haciendo aguas menores (a que soy fino cuando quiero).  Aparece mi hijo y señalando dice:

- Original en lenguaje lengua-trapo: Papá, tenes cola.
- Traducción al castellano:  Papá, tienes cola.

Contesto: Sí.  Y tú también.  A continuación, el niño, se señala a sí mismo y dice: 
- Original en lenguaje lengua-trapo:  Chi.  Y mamá tambén.
- Traducción al castellano: Si. Y mamá también.

Le digo:  No hijo, mamá no tiene cola.  Sorprendente respuesta del niño, todo serio:

- Original en lenguaje lengua-trapo: E que se a obo un señó malo.
- Traducción al castellano: Es que se la robó un señor malo.

Estuve un rato sin poder parar de reir por la ocurrencia y también por lo rápido que encontró una explicación al tema.

En fin, que entre el trabajo, el trabajo que que dan los niños, lo que me río con sus ocurrencias y esto del blog, la verdad es que no me aburro.

6 comentarios:

  1. Jajjajaajaja. Los niños son los mejores. El otro día el hijo de mi mejor amiga de 2'5 años igual, le soltó que era una pesada y que a ver si se iba a dar una vuelta. jajajajaj. Mi amiga no supo si regañarle o partirse de la risa. Lo malo es que todos los que lo oímos nos esclafamos de la risa. JJajaa

    ResponderEliminar
  2. Son una fuente continua de alegría.

    Por lo que dices de apoyar los logros. La hija de unos amigos, hace muchísimos años, tenía alrededor de 3-4 se tiró la televisión encima y la niña fue tan orgullosa a decir a sus padres lo que había hecho. No paraba de repetir, "Mira, yo solita"

    ResponderEliminar
  3. Sí, lo del yo solo, lo hace el mío mayor (4,5) años.

    ResponderEliminar
  4. Es que una tele pesa mucho, hay que ser muuuy fuerte, xd.

    ResponderEliminar
  5. La renacuajo de mi sobrina, con dos años y medio, no es que tenga constantemente en la boca lo de "yo sola". Es que lo dice, y lo hace. Ya veremos si cuando tenga unos cuantos añitos más va a querer seguir, por ejemplo, fregando los platos... jajajajaja

    ResponderEliminar
  6. Freeeegar los platooooos. Puaff, eso tampoco me gusta...

    ResponderEliminar