Seguidores

domingo, 5 de septiembre de 2010

Futuro pasado

Cuando era niño, mis padres compraron una colección de libros, por cierto muy bien ilustrados y con buenas fotos, de temática diversa.  Los que más me impactaron fueron uno sobre culturas extintas, titulado "Culturas" y otro titulado "Futuro".  Este segundo libro estaba lleno de proyecciones y especulaciones sobre como sería el mundo en el año 2.000 (el libro era del año 75 más o menos).

Tengo que decir que no acertaron en casi nada.  Tampoco me extraña, ya que estaba próxima la llegada del hombre a la luna y muchas de las esperanzas tecnológicas estaban puestas en la exploración espacial.   Que yo recuerde, sus mayores aciertos fueron que España tendría un nivel de vida similar al de USA tras la segunda guerra mundial (más o menos, salvando los avances tecnológicos) y más o menos el incremento de la población mundial.  La mayor parte de las proyecciones y previsiones estaban realizadas por el MIT (Instituto tecnológico de Massachusetts), así que no eran unos cualquiera.  No tengo que hacer tampoco ningún reproche al MIT, ya que si es difícil saber lo que pasará mañana, imagínate lo que pasará dentro de 25 años.

Lo más divertido de este tipo de previsiones, que me encanta leer, es que hay 2 tipos muy definidos:  Los ingénuos y los catastrofistas, si bien con el paso de los años, cada vez hay menos de los primeros y más de los segundos.  Es curioso cuando se trata de estos temas, lo polarizadas que están las cosas.

Recuerdo también de aquellos años un programa de la tele, donde especulaban con el futuro que se avecinaba, que cuando lo ví, quedé convencido de que el vehículo del año 2.000 iba a ser el hover-craft  Pues va a ser que no.  Tengo un coche de gasoil.

Y los tebeos (hoy llamados cómics), donde en el año 2.000 todos tendríamos nuestro cohete y nuestras ropas plateadas.

Estamos en 2.010 y ese futuro ya ha pasado y no ha pasado.  Y tengo que decir que me siento defraudado, porque quiero mi cohete y mi traje plateado.

10 comentarios:

  1. Tienes razón, el año 2000 era como el punto donde a partir del cual habría un antes y un después... seguro que nos hemos quedado por debajo de las previsiones, pero de lo que si me resiento es de que antes podía llegar a entender y conocer cualquier cosa que utilizaba y actualmente, la verdad es que apenas entiendo nada... cuando aprieto una tecla o conecto un mando de cualquier aparato me rijo mas por la fe que por el conocimiento.
    Gracias por tu visita, un saludo

    ResponderEliminar
  2. jajajaj.....mucha ciencia ficción mis queridos..,pero es cierto,disculpen si me rio!!!Logan y jESSICA EN EL SIGLO XXI,,YO PENSÉ QUE TAL VEZ CONOCÍA LA LUNA..OTRA QUE ROPA PLATEADA..Y NI VIAJAR A EGIPTO TODAVÍA!!..JAJAJAJ MIS QUERIDOS pITT,Y pEPE..
    TOMANDOLO SERIAMENTE ..ES COMO DICE fRANKI.,...SUPONÍAMOS UN PUNTO DE INFLEXIÓN QUE NUNCA ,NI LLEGARÁ ,CREO QUE NO POR EL..MOMENTO,POR OTRO LADO SI DEBIERAMOS AVANZAR EN ALGO,ANTES QUE CAMBIAR PARA MANEJAR UN CHETE,DESEARIA,ENCONTRAR CURAS PARA ENFERMEDADES HORRIBLES,DESTAPAR A LOS LABORATORIOS QUE YA LAS TIENEN,TERMINAR GUERRAS ABSURDAS,(SERÁ POR QUE NO HAGO DIFERENCIAS NI SOCIALES NI POLITICAS NI RELIGIOSAS)...PERO ME OCUPARÍA DE TANTAS OTRAS COSAS ANTES...QUE INCLUSO..SERÍA YO LA INGENUA!!..ME DA PARA SEGUIR..PERO MI MARIDITO..ME LLAMA..!!
    LES DEJO UN BESO..
    Y pITT..NO VEO TU FOTO..,pEPE,UN PLACER MI AMIGO POR TU COMENTARIO!"!!!
    AGRADEZCO VUESTRAS VISITAS..Y SUS POST.LA VERDAD ES QUE SE LA PASA BIEN ACA!!

    ResponderEliminar
  3. ..es mas con tanto adelanto..por que mi casa ,no se limpia sola!! jajaja
    no soy hechizada!!
    jajajajaja!!

    ResponderEliminar
  4. La visión del futuro siempre me ha aterrado...y fascinado a la vez.
    Cierro los ojos y veo a cámara super rápida los dias y meses venideros. Me aterra. No hay margen de error en mis visiones. Son la vida misma...
    Se mezcla ante mí el brazo roto de mi vecina jubilada, las malas notas de mi hijo en el Instituto, el pinchazo del coche bajo la lluvia, el infarto de Pedro en el trabajo...
    Y si venzo mi temor a mirar sin dudas a la muerte, avanzo por entre las diapositivas de los años venideros, al azar, sin querer pero queriendo...
    Allí estoy, sentado junto al mar....en soledad.
    Leyendo un libro de historia en mis lentillas pentagrámicas de segunda generación, bajo las dos lunas erráticas de poniente. Esperando sorprenderme...

    Salu2

    ResponderEliminar
  5. Joder Toni, muy bien escrito. Lo veo en tres dimensiones y rotando. Y el final, acojonante.

    ResponderEliminar
  6. Amiga Bárbara, que sepas que hay muchas multinacionales y start-ups trabajando en el tema del robot de limpieza. Estoy convencido de que el que lo consiga comercializar a un precio razonable se va a hacer de oro.

    Yo mismo tengo uno muy rudimentario, pero que sólo quita cosas pequeñitas del suelo, no hace esquinas, etc. Además un robot de limpieza tendría que hacerse respetar por los pequeños de la casa, porque los dos míos primero probarían a viajar encima de él y luego sería ajusticiado con la combinación de inocencia y brutalidad propia de los niños.

    ResponderEliminar
  7. Yo tambien me siento defraudada y solicito una compensación!

    ResponderEliminar
  8. Este tema es un tema apasionante, de hecho conservo y he adquirido numeroso material de libros ilustrados sobre este asunto.

    Me encanta lo relacionado con el transporte, esos vehículos proyectados imposibles, esas autopistas impensables ni en la mente de Verne... esos coches silenciosos y acristalados, subidos a carriles tipo Scalextric.

    Por no hablar de las ciudades con cúpula acristalada... cuányas de ellas hemos visto diseñadas en esos excelentes trabajos de los 50-60-70.

    Los americanos en los 50 iniciaron la senda de este tipo de "proyecciones", en la literatura, en los libros infantiles y juveniles, en los cromos, la televisión y por supuesto el cine.

    El futuro decadente, un tema maravilloso.

    abrazos

    ResponderEliminar