Seguidores

viernes, 17 de septiembre de 2010

Lotería de Navidad

Imagino que todos hemos alucinado con el portento matemático de Il Dotore (antes Pepe Deapìé), me refiero a sus últimas entradas, en las cuales nos hace pensar no sé si más después de las soluciones que con los problemas expuestos, pero es que Il Dotore es así, yo que lo conozco os lo puedo asegurar, es ciencia en estado humano, es la reflexión académica tomando café con churros, sobre su mesa de trabajo (pocos sabios tienen un despacho, porque tan raro es al sabio adquirir riqueza como al rico adquirir sabiduría) tiene esta frase “Non enim paranda nobis solum, sed fruenda sapientia est”(No basta adquirir la sabiduría, es preciso usarla) dando una vuelta de tuerca al estudio desde la óptica del pragmatismo. Para ilustrar el trato de Il Dotore con los números, a los que “conoce” individualmente cual si se trataran de personas, quiero relataros una anécdota: El pasado martes decidimos comprar un décimo de Navidad para jugarlo a medias, íbamos hablando de nuestras cosas, de Fibonacci, de Riemann, de Euler, de Laplace, bueno hablando él, y el lotero nos da el papelito, salimos a la calle y me fijo en el número: 01729. Me pareció un número algo duro y esperaba que fuese un signo desfavorable cuando Il Dotore me dijo “No, es un número muy interesante: es el número más pequeño que puede descomponerse de dos maneras distintas en una suma de dos cubos”. Quedé estremecido, efectivamente:
1729 = 12³ + 1³ = 10³ + 9³
Y yo, por supuesto, me quité el sombrero.

12 comentarios:

  1. ...Y como encima toque, no te digo nada. :)

    ResponderEliminar
  2. Te confieso que me ha sorprendido un poco recibir tu comentario... Ya le pedí perdón a Bárbara por no ser capaz de sujetar mi lengua ese día y en ese momento, porque he procurado ser prudente y lavar los trapos sucios en casa y, desgraciadamente, a solas... Pero aquella poesía que me pidió leer, sus continuas muestras de cariño, el infierno que estoy pasando... Abrieron el grifo y no pude cerrarlo a tiempo... Han sido 6,5 años de relación, difícil y dura, pero había amor y eso era lo que la sustentaba y lo que nos permitía seguir adelante juntos y contentos... Pero, sin ni siquiera darme cuenta ni saber por qué, hace apenas un mes, el amor murió en su corazón... Y él no entiende de sentimientos: yo he dejado de ser persona para convertirme en un trasto que hay que quitar de enmedio rápida y limpiamente... Y ya te digo que en estos años, nuestra vida ha sido durísima por problemas personales que nos atañen a ambos... Y ambos hemos tragado lo del otro y nos hemos apoyado, y nos hemos cuidado... Porque había amor... No entiendo cómo despues de tantos años, en un mes pasemos a los insultos, las faltas de respeto y un infierno que no quiero ni recordar... Sólo estoy rezando a Dios porque me dé el dinero que me debe y pueda cortar definitivamente y desaparecer... Porque te aseguro que ya no puedo más, ni física ni mentalmente...

    Perdona el testamento, pero en cuanto alguien me escucha voy corriendo...

    Un beso y una flor...

    ResponderEliminar
  3. A vosotros dos ¿Qué os pasa? Hacéis cosas extrañas. Os lo aviso, porque me he dado cuenta. Sois dos tipos más bien raritos y no sé si lo sabéis. Justo ayer con la psicóloga de mi cole, hablábamos de la cantidad de personas no diagnosticadas... ¿Os lo habéis hecho mirar???
    BEsitos
    Yolanda (la rara)

    ResponderEliminar
  4. Querida Yolanda, no sabes el profundo placer que me producen tus palabras. Si soy como dices, cuando muera, iré al paraíso, pues ya lo dicen las Escrituras: Raro es el que va al cielo.
    Dile a la psicóloga que Pepe y Pitt le recuerdan que hay más locos que cuerdos y, en el cuerdo mismo, hay más locura que cordura.
    Yolanda tú también irás al cielo, esperemos que por lo menos sea un lugar donde se pueda aparcar. A...Dios.

    ResponderEliminar
  5. Es en serio que Pepe hizo eso? La verdad quede muy sorprendida, pero si este hombre es un genio!! Perdonen mi ingenuidad pero me parece muy guay que alguien pueda concluir algo asi de un numero de buenas a primeras, yo que no recuerdo como hacer divisiones de mas de 2 digitos y que olvide como sacar una raiz cuadrada estoy impresionada. Imagino que los dos han de ser unos tipos muy singulares y magificos.
    P.D. En Mexico los churros significan otra cosa y me dio mucha risa leer ese parrafo.

    Abrazos,

    Tanya

    ResponderEliminar
  6. Queridos míos, no dudéis que encontraré aparcamiento. Lo encuentro siempre, delante de las puertas de los lugares donde quiero ir. Lo sabe todo el mundo que me conoce (palabra de rara. Siempre, siempre me pasa).

    ResponderEliminar
  7. Yolanda lo que dices del aparcamiento si es un misterio, al que sólo encuentro una de estas tres explicaciones:
    Coleccionas multas.
    Has hecho un curso de Control Mental.
    Mientes.

    Sácanos de dudas, por favor.

    ResponderEliminar
  8. Pitt, lo del aparcamiento, es una de esas cosas raras que me pasan, Palabra de honor, que SIEMPRE, y cuando digo SIEMPRE, es SIEMPRE, encuentro sitio para aparcar delante de los sitios donde voy. Ya puede haber un atasco de cojones, un follón de tres pares, calles cortadas... SIEMPRE, aparco cerca.
    No tengo multas, no miento, y en cuanto a lo del curso de control mental... ahí me has pillao. Jajajajaja. El truco, ya te lo daré otro día... Besos

    ResponderEliminar
  9. Tanya por favor, no me dejes con la duda y dime qué son los churros en México.

    Por favor, ruego a todos los que habeis pasado por esta entrada de Pitt, leais mi entrada de hoy.

    ResponderEliminar
  10. Pepe los churros aqui son porros.... jeje

    ResponderEliminar
  11. ¿?¿? desde luego para quitarse el sombrero, si!!! :D

    ResponderEliminar
  12. Los ojos me hacen chiribitas con el numerito y su posible descomposición.

    Yolanda ¿Puedes llevarme al trabajo todos los días o al menos darme el truquito del control mental?

    ResponderEliminar