Seguidores

lunes, 4 de octubre de 2010

El juego del dictador

Se trata de un juego sencillo, pero que viola los axiomas de la teoría económica.  Hay una cantidad de dinero, digamos 100 euros y dos jugadores.  El primer jugador, el dictador, propone al segundo un reparto de los 100 euros y el segundo jugador, sólo puede aceptar o rechazar dicho reparto.  En caso de aceptar el reparto, ambos cobran de acuerdo al reparto propuesto.  En caso de rechazar el reparto ninguno cobra nada.  Segun la axiomática de la teoría económica, el segundo jugador debería aceptar cualquier cantidad distinta de cero que le propusiese el dictador (por ejemplo: 99,99 euros para el dictador y 0,01 euros para el segundo).  En la práctica el segundo jugador no acepta un reparto de estas características.  La teoría afirma (y yerra) que puesto que no ha efectuado ninguna inversión y el beneficio es seguro, tendría que aceptar.

¿Qué reparto propondriais si fueseis el dictador?

¿Qué reparto seríais capaces de aceptar si fueseis el segundo jugador?


11 comentarios:

  1. Yo como dictador me quedo en el cincuenta por ciento. O sea que lo mio sería una dictablanda.
    Como segundo jugador no le dejo al dictador ser más avaricioso del 65 por ciento para él. Luego la práctica habría que contrastarla con este juego teórico, claro. Y me llevaría alguna triste sorpresa.

    ResponderEliminar
  2. Si no he entendido mal, el segundo jugador tiene que aceptar antes de saber la parte que le corresponde. En ese caso, todo se basa en puras suposiciones, nada mas...

    Si hay que ser dictador, se es dictador. La moneda mas pequeña es el céntimo, pues un céntimo para el segundo jugador!

    Respecto al segundo jugador, este sabe que solo puede confiar en la avaricia del primer jugador, que en la mayoría de humanos es bastante grande, por lo cual puedes esperar lo mínimo. En ese caso, no lo sé, pero creo que no aceptaría el trato. Jodido uno, jodidos todos!

    Estoy hecha una dictadora ejemplar, ¿o no?

    ResponderEliminar
  3. Si no he entendido mal, el segundo jugador tiene que aceptar antes de saber la parte que le corresponde. En ese caso, todo se basa en puras suposiciones, nada mas...

    Si hay que ser dictador, se es dictador. La moneda mas pequeña es el céntimo, pues un céntimo para el segundo jugador!

    Respecto al segundo jugador, este sabe que solo puede confiar en la avaricia del primer jugador, que en la mayoría de humanos es bastante grande, por lo cual puedes esperar lo mínimo. En ese caso, no lo sé, pero creo que no aceptaría el trato. Jodido uno, jodidos todos!

    Estoy hecha una dictadora ejemplar, ¿o no?

    ResponderEliminar
  4. Como decíamos ayer...
    Al grano: Si fuera el dictador propondría un 40 para mí y un 60 para el receptor, así seguro que no rechaza la propuesta, y ganamos los dos.
    Si fuera el segundo jugador también aceptaría, al revés por así decirlo, irme con un 40, pero no menos de eso, pobre pero digno.

    ResponderEliminar
  5. No neko. El segundo jugador acepta o rechaza la propuesta después de conocerla, no antes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿pero de quien es el dinero que se repartirá?

      Eliminar
  6. 50% tanto si reparto como si acepto. Puesto que es lo justo.

    ResponderEliminar
  7. 99 para mi. que se lo gane. creo q la verdadera democracia parte de que cada uno tenga lo que merece...

    ResponderEliminar
  8. ¿ Y qué merece ? ¿ Quién decide qué merece ? Para mí lo normal sería aceptar siempre. A mí no me importaría que el otro se quedase con más cantidad de dinero que yo. Me alegro de que a los demás les vaya bien porque no encuentro ninguna satisfacción cuando les va mal. Si tuviese que repartir el dinero lo haría de la forma más justa: al 50% porque no entendería que a mí me tuvieran que dar más dinero en un juego en el que participamos dos personas.

    ResponderEliminar
  9. WE-NA es un juego de estrategia no un acto de caridad, no se ara realidad solo debes responnder ACEPTAS O NO? no supongas si sos rica o pobre o si te falta una pata o un ojo solo responde.. no agregues

    ResponderEliminar