Seguidores

viernes, 12 de noviembre de 2010

Algunas predicciones de John L. Peterson

Este hombre, es uno de los más prestigiosos, llamémosles "futuristas" o especialistas en prospectiva del mundo y es consultor en estos temas y autor de varios libros de prospectiva.

Aquí van algunas de sus últimas perlas sobre el futuro próximo.  No he puesto todo, ya que aún así es bastante extenso.  Tengo que decir que me parecen algo exageradas algunas de ellas, en concreto la del petróleo, no la veo tan próxima.  Hay algunas que más que predicciones son verdades constatadas: El sistema financiero mundial es tan complejo que no lo entiende nadie por completo, etc.  En fin, os las pongo y opinais si quereis:

Los problemas son mucho mayores que los gobiernos - Este tipo de problemas son mucho mayores que cualquier otra cuestión con la que los gobiernos contemporáneos han tenido que lidiar hasta ahora. La escasez de petróleo, el cambio climático y la crisis financiera de por sí tienen el potencial de desbordar de manera significativa las capacidades de gobierno. Si la burocracia no puede hacer frente a las consecuencias de un desastre natural como el Katrina, algo diez veces más perjudicial dejaría a la mayoría de personas en situación de valerse por sí mismos. Si estos acontecimientos extraordinarios y disruptivos terminan siendo concurrentes, entonces todo el sistema está en riesgo.

Los problemas son estructurales - Son sistémicos. Tal vez la mejor fuente para empezar a comprender la profunda interdependencia de todo esto es tomar el Crash Course en www.chrismartenson.com. Algunas de estas cuestiones, especialmente los problemas petrolíferos, financieros y alimentarios, son también producto de la forma en que vivimos, de nuestras prioridades y nuestros paradigmas. Estamos creando problemas por nuestros valores y principios. Sin cambios extraordinarios y fundamentales en la manera en que nos vemos a nosotros mismos y al mundo, seguiremos teniendo lo que tenemos ahora.

— Los líderes piensan que el antiguo sistema se puede "reiniciar" - Casi todo el mundo con posiciones de liderazgo en la administración de Obama y en otros países, quiere que el viejo sistema vuelva a funcionar. Jim Kunstler lo ha expresado muy bien: "Entre las cuestiones que perturban el sueño de muchos observadores casuales está ¿cómo es que el Sr. O no se entera de que el proceso convencional de crecimiento económico (basado, como estaba, en la expansión industrial a través del crédito circular en una barata era de recursos energéticos) se ha terminado, y por qué sigue invocándolo desde el podio? Estimado Sr. Presidente, usted está presidiendo una época de contracción, no una pausa en la epopeya del crecimiento. Su tarea es gestionar esa contracción de manera que no conduzca a una guerra mundial, el desorden civil o ambas cosas. Entre otras cosas, la contracción significa que todas las actividades de la vida cotidiana deben reducirse, incluyendo el nivel de vida, variaciones comerciales, y los niveles de gobierno. El "consumismo" ha muerto. El crédito circular ha muerto - al menos en la escala considerada como normal en los últimos treinta años. La riqueza de varias generaciones futuras ya se ha gastado y no quedan activos para volver a refinanciarla".

Por eso:

— No estamos abordando los problemas estructurales - Todos los grandes esfuerzos son intentos para volver a inflar la burbuja financiera, y mantener con vida a las instituciones financieras mortalmente heridas. Las reacciones instintivas provienen de la misma gente que ayudó a diseñar y alimentar el sistema actual. Estas personas también se están engañando - piensan (o actúan como) que saben lo que están haciendo. No se dan cuenta que:

— La situación es tan compleja que nadie la entiende realmente- Peter Schwartz, de Global Business Network, contando una conversación con Martín Wolf, del Financial Times dijo que el punto clave de Wolf era que la naturaleza y la magnitud de la crisis crediticia es tan novedosa que no está claro que sepamos lo que estamos haciendo cuando tratamos de evitarlo. Está profundamente preocupado. Steve Roach, de Morgan Stanley dijo en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos que estaba de acuerdo con Wolf: estamos en aguas desconocidas. Nassim Nicholas Taleb, autor de "El Cisne Negro: El impacto de lo altamente improbable”, dice que el sistema financiero es tan complejo que es imposible que nadie lo entienda. . . y debido a esa complejidad es inevitable que se produzcan conductas significativas, no previstas (el cisne negro), que sacudan a todo el planeta.

— Los problemas son mundiales - Las exportaciones de Japón se redujeron un 46 por ciento en enero, y la economía de Hong Kong se contrajo un 2,5 por ciento en los últimos tres meses de 2008. Los inversionistas extranjeros cerraron 45.000 fábricas en China en los últimos 8 meses y China cerró 20.000 misma. Esas fábricas cerradas significan que los productos no se envían.

— El sistema está fundamentalmente fuera de balance - En los EE.UU., los ricos son cada vez más ricos (a valores inconcebibles). Los medios de comunicación nacionales informan de que el gobierno está monitorizando todas las comunicaciones internas de sus ciudadanos -, pero miente y dice que no lo está haciendo. El sentido común no está incluido en los grandes, y rompedores edictos federales. La Administración de Seguridad del Transporte, por ejemplo, quiere que los pilotos informen sobre el pasado de los miembros de su familia (y sus asociados de negocios) para poder pasearles legalmente en aviones
privados no comerciales. El Departamento de Agricultura en su programa NAIS quiere que todos los pequeños agricultores (los grandes terratenientes están exentos, por supuesto) pongan GPS y etiquetas RFID en todos sus animales: gallinas, vacas, caballos, cabras - incluso los peces se incluyeron inicialmente - para que los animales puedan ser rastreados diariamente por el gobierno.

Ahora también está en contra de la ley de algunos estados, como Illinois, por la que los agricultores pueden guardar las semillas que hayan cultivado - tienen que comprar nuevas cada año a grandes empresas de semillas.

— La mayor parte del presupuesto federal de los EE.UU. va a los militares - Más de la mitad del presupuesto federal de los EE.UU. va a los militares y a organismos relacionados con ellos. Este tipo de crecimiento, por supuesto, es lo que destruyó a la Unión Soviética. En marcado contraste con los burócratas políticos que protestan de que se necesita más dinero para invertir la contracción, el envejecimiento y el descenso en la disposición en el Ejército, Armada y Fuerza Aérea, pocos parecen entender que los aumentos de presupuesto son la causa principal de los problemas, una síntoma claramente descrito en el nuevo libro, America's Defense Meltdown: Pentagon Reform for President Obama and the New Congress, por Winslow Wheeler, et al.
— No hay nuevas ideas, el gobierno no puede responder - Si las soluciones naturales a estos problemas masivos incluyen la innovación, la prospectiva, la adaptabilidad, sostenibilidad y capacidad de recuperación, es poco probable encontrar a un estadounidense pensante, que sugiera que la fuente de estas capacidades sería nuestro gobierno. Están a cargo, pero no tienen nuevas ideas acerca de cómo debería funcionar todo esto. Son también lentos - y esta situación requiere respuestas rápidas y ágiles. Hay un problema añadido: incluso si tuvieran buenas ideas, el gobierno no sería capaz de aplicarlas eficazmente, porque hay –
o Demasiada inercia, demasiados abogados y grupos de presión - Hay un enorme esfuerzo bien financiado para mantener el statu quo o para cambiar el futuro beneficiando a un grupo a expensas de los demás. Sería imposible en el actual sistema iniciar un cambio dramático cuando la amenaza está todavía en el horizonte. Cada grupo u organización que podrían verse afectadas negativamente lucharía en el Congreso y en los tribunales para mantenerse vivo, independientemente de lo que esté en juego para la comunidad. Sólo cuando la crisis esté a punto de desplomarse sobre todo el mundo – cuando el tiempo y los recursos suficientes para una respuesta eficaz no existan – es posible que todos busquen el bien común.

o Las posibles soluciones tardan demasiado tiempo en ponerse en práctica - Estas cuestiones son tan gigantescas que enfrentarlas y reorientarlas de toma muchísimo tiempo. Un estudio, por ejemplo, sugirió que un programa de emergencia nacional para encontrar alternativas para el petróleo tendría que haberse iniciado 20 años antes de llegar pico de suministro, a fin de evitar una perturbación importante de los sistemas subyacentes. Nosotros no operamos ni con esa prospectiva, ni con esa resolución.

o Las cadenas de suministro son largas y delgadas – La globalización y la producción just-in-time ha producido las cadenas de suministro en la mayoría de las áreas de comercio, que son muy largas - a menudo al otro lado de La Tierra - y muy frágiles. Hay muchos lugares entre allí y aquí donde algo puede salir mal. Cuando esto suceda, las necesidades no estarán disponibles y en esas situaciones, la gente recurre comportamientos poco convencionales y / o antisociales.

o 600 trillones de dólares en derivados son un castillo de naipes – Influyendo enormemente sobre la situación financiera general está una cantidad casi incomprensible de instrumentos financieros - derivados - que son esencialmente apuestas de casino sin valores subyacentes que respaldan las operaciones. Warren Buffett las llama armas financieras de destrucción masiva, que podrían tirar todo el sistema abajo. Los derivados sólo funcionan si hay confianza en el sistema – si usted cree realmente que el casino pagará sus  ganancias. Si otras cosas del entorno erosionan esa confianza, existe la posibilidad real de que las cosas se reconfiguren por sí mismas rápidamente.

o La cooperación es poco probable, el proteccionismo prevalecerá - En lugar de países que cooperan entre sí para hacer frente a estos grandes problemas transnacionales, estamos viendo un tira y afloja para proteger los intereses a corto plazo que cada país percibe, independientemente de las consecuencias a largo plazo. Al mismo tiempo, todos estamos interconectados de formas muy complicadas, así que si algún pedazo sustancial del sistema no funciona, afectará a todos los demás.

o La Historia dice que ha llegado la hora - Tal vez lo más convincente para mí es que la historia sugiere fuertemente que el momento es oportuno para una sorpresa - siempre acurren más o menos ahora en los ciclos históricos. Hablo de esto un poco en mi libro, pero la versión corta es que los grandes signos de puntuación en el equilibrio de la evolución han producido reorganizaciones extraordinarias, fundamentales para la vida en este planeta de forma regular y acelerada, desde el principio del tiempo tal y como lo conocemos.
Avanzamos como especie cuando nos vemos forzados de una u otra forma a evolucionar para vernos a nosotros mismos y al mundo de nuevas maneras. La necesidad es la madre de la invención, etc

Por lo tanto, a mí no me parece que vayamos a ser capaces de hacer lo que podría ser necesario para mantener el sistema actual. . . y es probable que estemos en uno de esos momentos extraordinarios de la historia en cada uno de nosotros tiene la oportunidad de desempeñar un papel importante, no sólo en la transición a un nuevo mundo, sino también en su diseño. Parece que el sistema financiero es probable que
se colapse en algún momento de este año - probablemente antes del tercer trimestre - , lo que requerirá un gran esfuerzo el próximo año (y hasta 2012?) para diseñar y construir un nuevo marco de trabajo. Es evidente que muchas empresas caerán como resultado de esta brusca desaceleración (basta leer los diarios actuales), y habrá dificultades sin precedentes para muchas personas de todo el mundo. Una visión a largo plazo de lo que está ocurriendo podría plantear que sólo a través del colapso de un sistema heredado se puede evolucionar hacia un nuevo mundo. . . y eso es lo que está sucediendo.

Entonces, ¿qué hacer frente a un cambio sin precedentes? Dos cosas específicas vienen a la mente:

1. Planificar para la transición - Empezar a pensar ahora en cómo va a proveer para usted y los que son importantes para usted en un momento en que muchas cosas no funcionarán de la manera que siempre lo han hecho en el pasado. Hay muchos sitios web y libros sobre este tema.

2. Concepto clave: Cooperación. Usted no puede hacer esto solo. Empiece a trabajar con personas con ideas afines para mantenerse a sí mismo - independientemente de si sus preocupaciones son alimentos, agua, vivienda, transporte o finanzas.

3. Empiece a pensar en el nuevo mundo - Ahora es el momento de empezar a contemplar el diseño del nuevo mundo. Los gobiernos deberían estar haciendo esto. Las empresas deberían empezar a trabajar sobre esto. Las grandes organizaciones internacionales deben ponerlo en sus agendas.

Aquí está la captura. Esto puede no suceder. Hay muchas razones por las que este escenario podría no manifestarse, una de las cuales no menos importante es que habrá muchos miles, si no millones de personas que estarán trabajando muy duro para asegurar que el sistema no se descomponga (pero entonces, pueden estar haciendo las cosas mal).  A mí me parece, por tanto, que la flexibilidad y la permeabilidad (que permite pasar a las nuevas ideas) son de importancia decisiva al respecto. Recuerde que la primera ley de Discordianismo:

"Las convicciones causan convictos". Lo que usted cree que le aprisiona. Por lo tanto, permanezca libre. Los ganadores necesitan trascender, no tratar de abrirse camino a través de todo esto. Concéntrese en la construcción del nuevo mundo, no se involucre emocionalmente en los informes diarios de la erosión a escala mundial actual. Trataré de enviar algunas reflexiones adicionales según la situación madure.
JLP

www.arlingtoninstitute.org

1 comentario:

  1. Dos reflexiones:

    "La econonomía no es una ciencia exacta. Cualquier pronóstico basado en evidencias puede salir horriblemente mal.
    Paul Samuelson.

    "Cuando se trata de economía, todo el mundo es un experto que casi siempre se equivoca, y los ejecutivos de negocios no son la excepción".
    Milton Friedman.

    Corolario:

    "Menos mal que somos mortales".
    Pitt Trstán.

    ResponderEliminar