Seguidores

lunes, 6 de diciembre de 2010

El extranjero

- Dime hombre enigmático, ¿a quién amas tú más? ¿A tu padre, a tu madre, a tu hermano, a tu hermana?
- Yo no tengo padre, ni madre, ni hermano, ni hermana.
- ¿A tus amigos?
- Os servís de una palabra cuyo sentido desconozco hasta hoy.
- ¿A tu patria?
- Ignoro bajo que latitud está situada.
- ¿La belleza?
- De buena gana la amaría, diosa e inmortal.
- ¿El oro?
- Lo odio, como vosotros odiáis a Dios.
- ¿Pues qué es lo que amas, extraordinario extranjero?
- ¡Amo las nubes..., las nubes que pasan... allá lejos... las maravillosas nubes!

4 comentarios:

  1. este texto tiene algo de pureza... algo q me atrapa!!

    y paso tmb a agradecerte el hermoso comentario que dejaste en mi blog.

    saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo no soy de poesía, generalmente no me entero de nada, pero esta es bien clara, cortita y sin palabras extrañas, me hace pensar en lo que amo yo, y creo que también me quedaría con las nubes y más en un día que me pillas decepcionada de todo :-)

    ResponderEliminar
  3. Amo las nubes que pasan... allá a lo lejos...
    ¿Lo cercano nos asusta? ¿Preferimos amar a lo que es fugaz, pasajero?

    Me hiciste pensar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Es mas fácil amar algo intangible y que sabes que no alcanzarás, así estás seguro de que no te hará daño jamás.

    Por cierto, adoro las nubes, desde pequeñita. De pequeña soñaba en poder guardar en imágenes cada cielo y cada nube que contemplaba, y fíjate por dónde que ahora puedo hacerlo.

    ResponderEliminar