Seguidores

martes, 28 de diciembre de 2010

El momento de oro

Todos tenemos un momento de oro en que se nos concede la felicidad. Luego unos se quedan con el momento y otros con el oro.

20 comentarios:

  1. Creo que yo me quedé con el momento... y bueno, que me alegro.

    ResponderEliminar
  2. Muchos nos quedamos con el momento, ya el siglo pasado... Y ahora empezaremos a recoger los frutos, no te olvides de eso.
    Besos Neko.

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría conocer al que se quedó con mi oro, para verlo morderse de bronca.
    Jejejeje, no se la llevará de arriba...

    ResponderEliminar
  4. Lo pequeño, siendo propio, nos parece grande.
    ¿Mi mayor satisfacción? Veros alegres. El momento.

    ResponderEliminar
  5. Yo depende, el momento pasado el momento me puede parecer una auténtica porquería, entonces si se puede cambiar por oro lo cambio, aunque claro así no vale supongo :-)

    ResponderEliminar
  6. El oro a veces trae la desgracia, poseerlo más allá del momento no implica que el momento vaya a seguir siendo feliz por siempre.

    ResponderEliminar
  7. A los que le sobra el oro dicen que les gustaría tener tiempo, y a los que les sobra tiempo, oro.
    ¿ Alguien lo entiende ?

    ResponderEliminar
  8. A mi creo que me robaron el momento y el oro. Las risas que me arrancas valen más que todo eso.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Todos tenemos un momento de oro... Vir, no todos los momentos son de oro, ni de plata, acaso son tristes, amargos, y dudo que se puedan cambiar por nada, hay que vivirlos. Conviene vivirlos.
    Conviene vivirlos incluso como corresponda al "momento"; si la juventud, con loca pasión, con ese extraño deseo que pretende salvar el mundo y al mismo tiempo consumirse a sí mismo, que quiere agarrar con las dos manos todo lo que el mundo le ofrece y que a la vez arroja a puñados todo lo que la vida le regala; si es el final de la juventud (los taitantos o más), de manera más sosegada, ese es un carnaval diferente, un contrato diferente, una cita amorosa diferente, uno de los momentos más sabios, como si fueran las cuatro de la tarde de un día de mediados de octubre.
    No sé por qué le digo esto a Vir. ¿Quizá porque no le gusta el vino? ¡Misántropo y loco!
    Qué Dios me perdone.

    ResponderEliminar
  10. Estimado Josito no verás a ningún sabio, rico; ni a ningún rico, sabio.
    Si lo quieres más a mi estilo, más frívolo, más de ese para que se ría Marikosan (¡qué mujer!): En la vida hay que escoger entre ganar dinero o gastarlo. No hay tiempo suficiente para ambas cosas.

    ResponderEliminar
  11. A la chica de la farmacia y a Neko les quedan muchos momentos y mucho oro. Buscadlo dentro de vosotras mismas.
    Hoy me he puesto una chilaba que compré de segunda mano y me creo un gurú (no os riáis que ellos también dicen estas chorradas).

    ResponderEliminar
  12. Gracias Marikosan, pues digo verdad cuando afirmo que vibro con vuestra risa, incluso me encantaría, para mayor felicidad, que la mayoría, todos esos que aún no nos leen, se sintiera molesta los desvaríos que protagonizamos con estos comentarios y entradas. No parece que haya nacido para ser popular. Alma misántropa.
    Hasta Toni sigue buscando.

    ResponderEliminar
  13. Adorado Pitt, mientras nos ríamos nosotros, todos nosotros, a los demás que les jodan!!!!

    ResponderEliminar
  14. Uuuuy, Pitt, te ves tan guapo con esa chilaba que sería incapaz de reírme justo ahora. Aunque provocas risas, las de hoy, luego de esa imagen, juro que son nerviosas, como de quinceañera tonta.
    ¡Creo que encontré mi momento!

    ResponderEliminar
  15. Yo soy de los que piensan que lo más valioso es el tiempo.

    Tal y como está montada la sociedad somos en cierto modo mercaderes de tiempo. Vendemos nuestro tiempo para tener dinero. Entre otras cosas, también compramos tiempo con el dinero que ganamos.

    Al final, como todo es mentira, pues da igual, pero nos hemos entretenido y así pasan los días y la vida.

    Hoy tengo el día un poco nihilista.

    ResponderEliminar
  16. Hay a quienes les compran el momento y después les roban el oro.
    Aunque si eres capaz de vivir sin oro, puedes disfrutar bastante mas el momento.

    ResponderEliminar
  17. Desde luego leer vuestros post sin leer los comentarios te deja completamente a medias.

    Es verdad que todos tenemos un momento de oro. Lo que pasa es que lo que uno puede considerar de esa manera otro lo hará de otra completamente distinta.

    Oro no he acumulado demasiado hasta ahora, pero momentos, muchos. He aprendido a reconocerlos :)

    ResponderEliminar
  18. si pudiera quedarme con las dos cosas...

    ResponderEliminar
  19. Si te quedas con el oro tendrás todos los momentazos que quieras pero yo creo que el oro también te lo pueden quitar o desaparecer. De momento estoy a la espera de uno de esos momentos. Me conformaría temporalmente con eso.

    ResponderEliminar