Seguidores

domingo, 26 de diciembre de 2010

Grands Crus

Pocas cosas hay tan valiosas como el vino, pues de noche en invierno no hay mejor calentador de cama, que con dos jarrillos que beba, cuando me quiero acostar, no siento frío en toda la noche. De esto forro todos mis vestidos cuando viene la Navidad, esto me calienta la sangre, esto me hace andar siempre alegre, esto me mantiene lozano. De esto me vea sobrado en casa, que nunca temeré el mal año, esto quita la tristeza del corazón más que el oro y el coral, esto da fuerza al viejo, pone color al descolorido, coraje al cobarde, al flojo diligencia, conforta los cerebros, saca el frío del estómago, quita el hedor del aliento, hace potentes los fríos, hace sudar toda el agua mala, sana el romadizo y el dolor de muelas...y muchas más propiedades que podría añadir. No tiene sino una tacha: que el bueno vale caro y el malo hace daño. Así que con lo que sana el hígado enferma la bolsa.

12 comentarios:

  1. Con pan y vino se anda el camino...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Yo, igual que Neko, dejaría el tema para otro rato... burrrp, hip...

    ResponderEliminar
  3. Yo soy más de sangría, el vino blanco, si es de somontano mejor que mejor. Aunque estoy de acuerdo que estás fechas estamos saturados de todo.

    ResponderEliminar
  4. A mi solo me gusta la pepsi y la fanta de naranja, el vino puaj!!!

    ResponderEliminar
  5. Discrepo!
    El vino bueno es barato.
    Yo solo necesito dinero para comprarlo...
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Y además es totalmente cierto que el vino gana con la edad; cuanto más viejo me voy haciendo, más me gusta.

    ResponderEliminar
  7. Cuantas odas escritas al vino (y al alcohol en general). Es curioso, en todas las culturas, en todas las épocas se usa y se abusa de él y sin embargo, aun siendo el toxico mas consumido está curiosamente aceptado por la mayoría de la sociedad, que parece no entender una celebración sin él.

    ResponderEliminar
  8. Algo tendrá el agua cuando la bendicen. Diría Vir.
    ¡Algo tendrá el vino cuando lo consagran!. Diría Pitt.

    ResponderEliminar
  9. Jajajajajajajaja!

    Salú, desde este lado del charco brindo con un delicioso syrah. Por ustedes, y por el vino.

    ResponderEliminar
  10. La chica de la farmacia apuesta por un vino con un color como es ella: intenso, sólido y refinado.
    Excelente para las carnes...¿como ella?

    ResponderEliminar