Seguidores

jueves, 16 de diciembre de 2010

Maleficio

En su libro de poemas “Curación” Ana Merino nombra como primer destinatario de su libro “A la amistad terapéutica y su risa milagrosa”, en la que tanto creemos muchos seguidores del blog, por eso y por el frío que nos asola estos días, copio estos versos dedicados a los que padezcan sus rigores en el lecho del dolor:

Con la fiebre llegaron los temblores
y las sombras del frío
arroparon la cama.
Hay que sudar la noche
bajo la colcha gruesa
que bordaron las hadas
con un hilo encantado
de amalgama de plata
y gotas de mercurio.
Hay que abrir bien los ojos
aunque duela la luz detrás de la mirada,
y el calor de la frente
se mezcle con las brasas
y el olor de eucalipto.
Con la fiebre llegaron los ungüentos,
los brebajes del cielo y las promesas,
un termómetro viejo y el cansancio
convertido en un pez
de dientes afilados
y mandíbula inmensa
que dejaba sus marcas.

“Maleficio”, del citado libro de poemas “Curación” de Ana Merino.

9 comentarios:

  1. Qué hermoso. Lo voy a imprimir y a pegarlo en la farmacia para que lo lea la gente.

    Qué lindo, además, que lo compartas con los que llevamos un Patch Adams dentro.

    En cuanto a los días de frío, ya saben, los espero a todos en Baires donde unos casi 35 grados nos tienen en ojotas y short (algunas afortunadas ya andan en bikini).

    Un beso, Pitt. Otro para el resto que aún no llega :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Chica de la farmacia, pero no presuma del tiempo porque todo el mundo sabe que Buenos Aires es una suntuosa ciudad moderna en donde -a causa del clima- habitan tres millones de supervivientes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. En realidad no es de presumida, más bien estaba esperando que ustedes me envíen un poquito de frío porque me siento como un pollo al horno. O que me inviten a visitarlos, ¿por qué no? ;)

    ResponderEliminar
  4. Qué bonita manera de hacer una oda a la fiebre, esa que a mi me ha visitado en 4 semanas, 3 veces!!! Voy a comprar el libro mañana mismo, he gusta mucho lo que has escrito al respecto, has despertado mi interés!!

    Un besazo, cargado de calor humano.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho, creo que me lo voy a tatuar en la espalda y también circumbalando la zona del ombligo, así como en una espiral de Arquímedes.

    XD

    No, ya coñas aparte, la verdad es que está bien y lo digo yo que no tengo gran sensibilidad para esto de la poesía.

    ResponderEliminar
  6. Lo siento, he cometido una falta de ortografía imperdonable, es circumvalando, no circumbalando. No me lo tengais en cuenta.

    ResponderEliminar
  7. Pepe, yo sí te lo tengo en cuenta. Punto pelota juas. El poema es absolutamente precioso. Gracias por colgarlo.

    ResponderEliminar
  8. Me apunto al tatuaje "umbulical", aunque ya lo probé hace unos meses con unas palabras de Leire Pajín....y se rompió la aguja.
    En cuanto a la poesía querido Pitt...no me dice mucho.
    Lo siento.

    Salu2

    ResponderEliminar
  9. Lo que me gusta es que aquí me encuentro de todo como en botica. Ayer números y hoy paso y un bonito poema muy adecuado, bien lo señalas, para estos tiempos.
    Sí, yo también creo en lo terapéutico de la risa. La uso para todo. Saludos.

    ResponderEliminar