Seguidores

viernes, 11 de febrero de 2011

Alexander Fleming



El doctor Alexander Fleming, descubridor de la penicilina, visitó las bodegas de Domecq en 1948. Pese a su timidez, esbozó una frase que quedó para la historia, refiriéndose a la levadura que forma la flor del vino. Dijo: “Yo he descubierto un hongo que cura a los enfermos, pero ustedes tienen otro que resucita a los muertos”

7 comentarios:

  1. Si ya lo dijo Plinio:

    El hombre debe al vino ser el único animal que bebe sin sed...

    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Jajajaajajaa, y tanto...
    Buenos vinos para este fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. El vino es el mejor medicamento. No solamente alegra la vida, sino que te rejuvenece. Tal es así que ahora lo venden en píldoras como Revidos, quwe tiene los mismos efectos benefactores y no pone los pies redondos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Coño!
    ¿Pone los pies redondos?
    Ahora entiendo muchas cosas...jeje

    Salu2

    ResponderEliminar
  5. Prefiero el Ramón Bilbao en "jarabe", pero tengo que reconocer, querido Valladares, que lo de los pies redondos es un descubrimiento.

    ResponderEliminar
  6. Por sus palabras, es evidente que era un sabio.

    Yo también lo prefiero en jarabe, acompañado de una opípara comida.

    ResponderEliminar
  7. este hombre tenia una re virtud... perseveraba miren si no hubiese prestado atención a los honguitos formados al costado de la muestra ...hoy no tendríamos la peni !!...
    que virtud que Dios le dio ... investigar no quedarse solo con lo que se ve no rendirse!!!

    nunca te rindas porque hasta podrías descubrir algo que sane a los demás ...

    ResponderEliminar