Seguidores

viernes, 4 de febrero de 2011

La civilización del ocio

Cuando era pequeño, a mediados de los 70, se hablaba mucho de la llamada "civilización del ocio" por venir.  Nos contaban que como cada vez las máquinas hacían más cosas, al final no tendríamos nada que hacer y nuestra principal ocupación y preocupación sería llenar nuestro tiempo de ocio.   Además de esto, había unas visiones del futuro francamente optimistas y cándidas.  También las había catastrofistas, pero en aquel entonces no hacían tanto ruido como las optimistas-cándidas.

Esta mañana tomando café con Pitt, he sacado el tema y me he preguntado si ésta es la civilización del ocio, si estamos entrando ya en ella.  Es posible que esté llegando, pero de una forma muy distinta a la que se pensó en los cándidos 70.   Lo cierto es que con más de 4 millones de parados y viendo las tasas de desempleo de los países del primer mundo, da la impresión de que sí, que está llegando, si bien de forma bastante distinta a la que se pensó.  No hace falta decir, que así la cosa, de ideal no tiene mucho.  Un país donde los jóvenes no se pueden independizar y tener una vida realmente propia hasta los 30-35 años,  no es una situación precisamente muy utópica.  Los países del entorno, e incluso los USA, también presentan unas tasas de desempleo que son estructurales y en muchos casos de dos dígitos, si bien lo nuestro es de record (en algo teníamos que ganar, ¿no?).

Lo que veo que sucede es que el sistema económico actual no está preparado para algo así y más tarde o más temprano se tiene que producir una evolución del capitalismo para adaptarse a la realidad u otro sistema nuevo (aún por definir).  Lo que está pasando estos días en los países islámicos como Túnez, Egipto y otros, no es tanto para echar al tirano, como para romper con una situación económica insostenible.  Hay que echar al tirano para cambiar las cosas, pero es sólo una minúscula parte de un problema mucho más complejo.  La situación en el plano económico no va camino de ser tan distinta de la de aquí, sin embargo, aquí hoy en día no hay un tirano contra el que rebelarse y la edad media de la población es alta.  Veremos que transición se produce y cuánto dura.  Puede ser un "parto" muy largo.

11 comentarios:

  1. Supongo que como bien dices cuando pensamos en ocio, también asociamos el ocio a dinero, porque si no tenemos dinerito para gastar, el ocio no puede pasar mucho de dar una vuelta en bici o pasear por el parque... Asi que no, esta situación no es sostenible durante mucho tiempo, pero yo creo que volverán los buenos tiempos, en economía eso nos enseñan, que los ciclos se van repitiendo, con mayor o menor intensidad, pero se repiten.

    ResponderEliminar
  2. Nos es dificil pensar que podamos disfrutar de tiempo libre sin dinero porque hemos sido educados así, pero hay muchas mas cosas que podrían hacerse sin necesidad de gastar continuamente.
    De todas maneras el hecho de que haya mayor gente con tiempo libre debido al paro creo que sea leja mucho de aquella idea de futuro de la que hablaban en aquella época.

    Transición? no sé por qué, pero cada vez dudo mas que de verdad lleguemos a vivir una transición. Acabaremos saliendo de esta para años despues volver a entrar de nuevo en la misma situación. Vivimos en una espiral

    ResponderEliminar
  3. Para que el ocio sea gratis necesitamos o buenos abrigos o buenos espacios, cada vez menos se dotan las poblaciones de espacios dedicados solamente al ocio, salones con mesas y sofás en las que poder echar una partida a algo, o jugar tranquilamente, de ahí que siempre termines haciendo algo que implica gastar cuartos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Eso si que sería una Arcadia Feliz. Que trabaje Ruton y nosotros a lo que nos guste.
    Perop mucho me temo que a la vez es una enorme utopía, y para complicar más la cosa, si no trabajas, porque estás en el paro, ni puedes disfrutar del ocio, ni puedes comer, a no ser que vivas de los papis, o vayas a Cáritas.
    Con este Gobierno que tenemos, están así de complicadas las cosas,.
    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  5. Cuando hablamos de trabajo se suelen mezclar los distintos significados que tiene la palabra y cada uno arrima el ascua a su sardina. El trabajo es:
    1. Acción y efecto de trabajar.
    2. Ocupación retribuida.
    3. Obra, resultado de la actividad humana.
    4. Esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza en contraposición al capital.

    Así en el 1. Podríamos decir que nadie está tan ocupado como el loco y el pícaro.
    En el 2. Decir que los trabajadores somos el pariente pobre de la democracia. Si todo va bien no obtenemos plusvalías, si va mal el recorte empieza por los salarios o el mismo empleo.
    En el 3. Estaríamos de acuerdo con que el genio comienza las grandes obras, pero solo el trabajo las acaba.
    En el significado 4. Toda nuestra producción es un contrasentido. Al negocio no le interesan las necesidades de la sociedad, solo trata de aumentar las ganancias del negociante. Por eso, la industria fluctúa constantemente y está en una crisis crónica.

    Por mi parte me gusta y me fascina el trabajo. Podría estar sentado horas y horas mirando a otros cómo trabajan.

    ResponderEliminar
  6. Nos han creado la necesidad del ocio y del trabajo.
    Nos han creado ansiedad por poseer, amasar, acaparar...
    Y después nos han dado psicólogos para que nos expliquen nuestra inadaptación a esos patrones.
    Triste ser humano!
    Capaz de pagarse el entierro en vida...

    Salu2

    ResponderEliminar
  7. suscribo a Paul Stanley Toni.... esa estrella tira mucho.... como dice Mota, "Nos puede el ansia viva".... ponga una Blasa en su vida...

    ResponderEliminar
  8. al paso que vamos nunca vamos a poder tener un momento de ocio verdadero, con internet? Imposible. Con las cosas que sacan que en vez de satifacer necesidades, crean otras mas? No sé... y bueno, el desempleo.. hay demasiados humanos...

    ResponderEliminar
  9. Hola buenas , solo decir que mi padre empezó a trabajar a los 9 años, mi madre con 14,
    Las cosas están mal pero antesss´.

    un saludo, me voy a quedar en el blog ,si no teneís incomveniente claro

    ResponderEliminar
  10. Lo primero, que viejo eres!!!...jajajaj....yo también recuerdo cuando nos contaban que en el futuro todo lo harían las maquinas, y también recuerdo cuando pensaba...Dios, que haré yo en el año 2000, ese año era todo un icono de mi ninez, y nada, llegó, pasó y aquí estamos...en muchos aspectos (sobre todo en cuanto a ilusión) peor que entonces, cuando en realidad estamos mejor, pero nos hemos creado unas necesidades que no lo son, y que más que liberarnos nos han atenazado con mano de hierro. En cuanto a lo de los países árabes ya hice una reflexión acerca de eso, que más o menos venía a decir..."Cuando veas las barbas de tu vecino afeitar pon las tuyas a remojar". Aquí el tirano a derribar es nada más y nada menos que el propio sistema...menudo problemón tenemos ya encima.

    Un abrazo "Pepe el camarero"...jajajaj

    ResponderEliminar
  11. Estamos después de la sociedad de consumo y el consumo va ligado al gasto en nuestra sociedad. Dime cuanto consumes y te dires cuanto vales.
    Lo del modelo económico por definir podría ser lo que muchos idealistas añoramos pero viendo el gran robo que se ha producido a gran escala y a nivel global, dudo que sea uno que me pueda gustar aunque todo no está perdido, ni tan siquiera la esperanza

    Un saludo

    ResponderEliminar