Seguidores

miércoles, 17 de agosto de 2011

Bodas de sangre



Novia: ¡Porque yo me fui con el otro, me fui! .Tú también te hubieras ido. Yo era una mujer quemada, llena de llagas por dentro y por fuera, y tu hijo era un poquito de agua de la que yo esperaba hijos, tierra, salud; pero el otro era un río oscuro, lleno de ramas, que acercaba a mí el rumor de sus juncos y su cantar entre dientes(...)Tu hijo era mi fin y yo no lo he engañado, pero el brazo del otro me arrastró como un golpe de mar(...)
Federico García Lorca.

2 comentarios:

  1. La piel de gallina me pone Bodas de Sangre...

    ResponderEliminar