Seguidores

viernes, 5 de agosto de 2011

El sentido de la vida

Aquel militar de la antigua Roma, obtuso y encantadoramente estúpido que cuando cruzó Atenas con sus ejércitos se ofreció a mediar entre dos escuelas filosóficas enfrentadas y las convocó a una reunión para que debatieran y dilucidaran de una vez por todas el verdadero sentido de la vida y, en adelante, no perdieran más tiempo en debates infructuosos.

4 comentarios:

  1. Claro, se ponen de acuerdo y a otra cosa, que empieza el circo, jeje.

    ResponderEliminar
  2. Obtuso y encantadoramente ingenuo, me parece.

    ResponderEliminar
  3. jajajaj más creativo e igualmente autoritario hubiese sido sacar un decreto diciendo:

    el sentido de la vida es xxxx, no se hable mas. jajaajaj

    ResponderEliminar