Seguidores

martes, 23 de agosto de 2011

Teoría de juegos: Ligar en el bar II

Efectivamente, tal y como apuntan Xula (la más exacta en la descripción), Piedra, Houellebecq y Neko, la solución pasa por no competir y cooperar, pero además tiene que existir un incentivo para cumplir lo pactado, de modo que nadie obtenga beneficio en no hacerlo.  Pensemos que si el acuerdo fuese ir todos a por una morena, cualquiera tendría un incentivo para no cumplir lo pactado e ir por la rubia (un recurso escaso, en términos económicos).  En este caso más de uno podría pensar lo mismo e ir por la rubia, con el consiguiente fracaso colectivo.

En este caso la situación tiene múltiples equilibrios de Nash, concepto ya comentado en otra entrada que también iba de Teoría de juegos.

Xula apunta la posibilidad de echarlo a suertes.   Efectivamente, existiendo múltiples equilibrios de Nash, la cuestión es que ahora tenemos otro problema ¿Cuál de ellos elegir? ¿Quién le entra a la rubia?.  Echarlo a suertes sería una solución válida.  Esta es una cuestión tratada por la literatura del tema.  La propuesta es elegir entre aquellos equilibrios "más probables".  En el ejemplo del bar un equilibrio probable sería el propuesto por Xula.  Otro sería elegir al más guapo, para minimizar la probabilidad de rechazo de la rubia, etc.  (Si bien en el planteamiento, lo único exigido para que no exista rechazo es que dos no le entren a la misma).

En fin, espero que os hayais entretenido con esta entrada y gracias por participar con vuestros comentarios.

2 comentarios:

  1. Para "minimizar la probabilidad de rechazo de la rubia" creo que sería mejor idea elegir al más rico o al más sinvegüenza (supuestos que no son excluyentes) porque parece, a la vista de la realidad cotidiana, que ejercen cierta atracción en el género femenino, aunque bien podrían sacarme de mi error las numerosas lectoras de este blog. Si así fuera advierto que estoy preparando una lista que sostenga mi hipótesis de trabajo.
    Pitt el loco.

    ResponderEliminar
  2. jajaja pues en parte Pitt tiene razón, pero a ver, tal y como está el mundo actualmente, si quieres vivir deshaogadamente tienes pocas posibilidades: o has nacido en una familia con pasta, o te toca algún tipo de lotería o te ligas a un tio con pasta (o un sinvergüenza que lo simule).

    ResponderEliminar