Seguidores

jueves, 22 de septiembre de 2011

Bebida y separación






Mi mujer y yo estábamos sentados en la mesa de un restaurante, yo me estaba fijando en una chica medio borracha que estaba sola y que balanceaba su copa. Mi mujer me preguntó: "¿La conoces?"



"Sí, -dije yo- ella es una antigua novia mía... Sé que empezó a beber después de separarnos, hace ya bastantes años y, por lo que sé, nunca más ha vuelto a estar sobria".



"Dios mío -dijo mi mujer- nunca pensé que alguien pudiese celebrar algo durante tanto tiempo"

12 comentarios:

  1. Pues sí que tenía que celebrar, sí

    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, increíble. Me ha encantado, oye.

    ResponderEliminar
  3. jajajjaj

    Nada mejor que alegrarse cuando uno se saca un peso de encima!

    ResponderEliminar
  4. Quedan incluídas es mi anterior comentario Ene y Ceci.

    ResponderEliminar
  5. Escribí esta entrada pensando que, sobre todo mis seguidoras, se compadecerían de este mortal y recibiría muestras de cariño.
    Después de leer todos los comentarios he decidido que sea mi mujer la que escriba este blog.
    Adios, brujas.

    ResponderEliminar
  6. Yo iba a poner otra cosa, pero claro, ahora parecería que lo hago por complacerte. Joder, pq no me dais tiempo a comentar???????

    Marikosan

    ResponderEliminar
  7. Pues, Pitt, tu mujer es un genio, ¿qué esperabas, que dijera "pobre chica,no ha podido recuperarse de la pérdida?"
    Hombres, claro.

    ResponderEliminar