Seguidores

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Esas mujeres moruchas (suspiro)

Llegó la medianoche y la oscuridad
era como su negro pelo o el azabache.
Me daba a beber vino
que esparcía al aire su perfume,
mientras otro licor se le unía
prensado por sus ojos y sus labios.
Y me emborraché tres veces : de su copa,
de su saliva y de sus ojos negros.

Ibn al-Zaqqaq ( Siglo XII )

18 comentarios:

  1. eso de que los hombres las prefieren rubias suena menos sensual que preferirlas moruchas, qué no?

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, de eso se deduce que soy un hombre sensual. ¡Ah! Y un espíritu sensible (siempre digo lo mismo, porque es verdad). ¿Qué no?

    ResponderEliminar
  3. Los dos últimos versos son eternos, muy sugerentes y... tienen algo evocador, ¿verdad? Y eso que estamos a nueve siglos de distancia.
    Besitos, Pitt.

    ResponderEliminar
  4. Como dice, Jana, esos versos son de un evocador que no necesita ninguna explicación, hacen sentir el momento, la sensación, como debe ser la poesía, a nueve siglos de distancia y tan cerca del corazón.

    ResponderEliminar
  5. No soy muy de poesía por desconocimiento y por la pereza que me supone leer algo que no se entiende bien y precisa diccionario en mano para cada uno de los enrevesados sinónimos que algunos autores creen que son indicador de su calidad como escritores.

    Esta es muy bonita, así sí me gustan. Transmite cosas sin dobleces, y es bonito ver que los sentimientos y sensaciones siempre son los mismos, pasen los siglos que pasen.

    ResponderEliminar
  6. Hola!

    A mí me pasa un poco como a Exter: no soy muy fan de la poesía por la sencilla razón de que hay poetas demasiado rebuscados a la hora de expresarse. Prefiero la poesía sencilla, como esta. Me ha encantado.

    Besos!

    Mika

    PD: vivan las moruchas!!! :)

    ResponderEliminar
  7. Yo soy un sueño, un imposible,
    vano fantasma de niebla y luz.
    Soy incorpórea, soy intangible,
    no puedo amarte.
    —¡Oh ven, ven tú!

    ResponderEliminar
  8. El poeta: Más tú, eres ardiente, eres morena, eres el símbolo de la pasión y de ansia de goces tu alma está llena, ¿a mí me buscas?

    Marikosan: No es a tí, no.

    ResponderEliminar
  9. Ya salieron estadísticas hace tiempo que decían que los hombres no las prefieren rubias. Yo estoy en esas estadísticas, me van moruchas. A un nivel más honesto diría que me van de cualquier color. Lo de las preferencias es un detalle. Creo que al final me van mucho aquellas a las que les voy yo. Por cierto me has sorprendido con la siguiente selección musical.

    ResponderEliminar
  10. A un amigo mío le gustan tanto las mujeres que le gusta hasta la suya, y siempre comenta que tiene tres debilidades en la vida: las rubias, las morenas y las pelirrojas.
    Me gustaría saber, por lo que estimo tu opinión querido Hou, es que sentido te ha sorprendido la selección musical. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Más era tergiversación, pero bueno, como soy morena, me tengo que callar, grrrrrrr. Aunque prefiero encasillarme en las fantasma, es más romántico.

    ResponderEliminar
  12. Que bueno!. Estoy con Mika. Y Pitt Tristán, en mi pueblo tu amigo es "un espabilao". Me gusta tu blog, te sigo. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Olga Olmedo, vais a ser del mismo pueblo.

    ResponderEliminar