Seguidores

sábado, 3 de diciembre de 2011

El árbol de Navidad




Aunque todo el mundo proclama que no le gusta la Navidad estas fechas nos acercan a ella y este blog no es inmune a sus efectos así que, para aquellas lectoras que no sepan todavía que "poner" en casa esta Navidad les quiero ayudar con las ventajas que tiene llevar a casa un árbol de Navidad en vez de un hombre:
Un árbol de Navidad huele mejor.
Ocupa menos espacio.
No bebe rioja, champán, espirituosos y gintonics como si le fuera la vida en ello.
Dan calidez sin pedir nada a cambio.
Añade encanto a la casa.
Y, además, el árbol de Navidad no se cabrea cuando le tocas las bolas.

10 comentarios:

  1. ...Y cuando te cansas lo metes en el armario.

    ResponderEliminar
  2. pero no te hace el amor, y encima...araña...

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué árbol?. Yo no veo ningún árbol, sólo una tía que está tremenda.

    ResponderEliminar
  4. Pitt, la verdad es que Arwen tiene razón... Lo mejor es poner un árbol y tener a un hombre en el armario.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pero deja el suelo perdido de pinaza, porque estamos hablando de un árbol natural, no de esos de plástico que parecen anunciarte que ya te has muerto y en el cielo también se celebra la Navidad...

    En fin, creo que necesito dormir.

    ResponderEliminar
  6. creo que las tias...fuimos las unicas que vimos el arbol jajajaja

    ResponderEliminar
  7. ¿Cuál tia? Y si, el árbol pone mas bonita la casa. La llena por sí solo

    ResponderEliminar