Seguidores

jueves, 2 de febrero de 2012

Cambio

Después de la Segunda Guerra Mundial se vivieron 30 años de intervencionismo del Estado porque había que reconstruir los países destruidos por la guerra. Después se vivieron 30 años de liberalismo porque se dijo que el sistema estatal paralizaba la economía y se inició un movimiento de capitalismo brutal, puro, activo... como quieran llamarle. Y yo diría que después de estos 30 años, ya basta y sobra. Lo que se siente hoy en el mundo es que hay más desigualdad, más exclusión, más escándalos. El mundo entero, después de haber logrado el progreso y de haber ido mejorando sus condiciones de vida, vive hoy día con angustia y con la idea de la catástrofe y esto es muy preocupante. La economía, por sí sola, no puede seguir así, loca. La economía tiene que combinarse con nuevas metas sociales.

9 comentarios:

  1. Eso es: angustia. Eso lo dice todo. Es incertidumbre, pero mezclada con miedo. Qué vamos a hacer??
    Ay!

    ResponderEliminar
  2. Y con miedo nada se mueve, nada evoluciona, nada va hacia delante.
    ¿Qué se propondrán?, ¿por qué tanto miedo?
    Tienes razón, no ha evolucionado nada, interesa que haya pobres en el mundo, está claro.
    Tantas preguntas...
    Me encanta tu entrada, porque habla de esperanza, de cambio. Sí, lo necesitamos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Falta una teoría filosófica o económica que pueda suponer alguna alternativa y nos de esperanza e ilusione.

    Se llega mejor a un sitio si se sabe dónde se quiere ir.

    ResponderEliminar
  4. Yo pensaba que era "siempre nos quedará París"

    ResponderEliminar
  5. Yo hace años que espero un genio de los de verdad que cambien el mundo y me siento mal por esperarlo y ser tan comodón. No podremos decir que ha habido un avance real de la Historia hasta que todo el mundo se pueda llama primer mundo. Y no hablo de tener grandes riquezas, lo cual es imposible, sino una vida digna para todos. Es cierto que no podemos vivir todos como si esperásemos algo terrible a la vuelta de la esquina. No para siempre, desde luego.

    ResponderEliminar
  6. Creo que lo que dice Hou sí que debería ser la meta: conseguir que todo el mundo sea el primer mundo. Pero sales a la calle y te das cuenta de que ¡ja,ja! No hay ideales porque el ideal de la gran mayoría es tener un coche mejor (o al menos más caro) que el del vecino, y vestir a la última. Por un lado está la angustia de la falta de trabajo y de la mínima estabilidad, y al lado nos encontramos a un montón de niñatos (y niñatos muy, muy crecidos) a los que no les importa más que tener más, divertirse y conseguirlo con el mínimo esfuerzo.
    No sé si te estoy contestando algo a lo que dices en tu entrada porque estoy empezando el café, pero como últimamente me indigno bastante con lo que veo y oigo, ahora que estoy más en la calle, pues ahí va mi cabreo y mi opinión, Pitt.
    Y feliz finde a todos.

    ResponderEliminar
  7. Con permiso, me meto en medio....creo que es necesario un cambio YA, pero tiene que empezar en nosotros mismos, es necesaria la CONCIENCIA, y eso costará porque nuestros cerebros están demasiado abotargados y aletargados después de tantos años de "vivir bien" (unos más que otros, claro).
    Aún así soy optimista y espero ansiosa afilando mi guillotina.

    Kisses.

    ResponderEliminar
  8. La pérdida de valores es irrecuperable sin un volver a empezar. La economia podra volver a recuperarse, pero los valores ......... no se, y empezar a echar bomas, hoy, no parece una solucion factible.

    ResponderEliminar