Seguidores

lunes, 27 de febrero de 2012

Seguidores, versión Pepe Deapié, a petición de Ada

Pensaba que nadie escribiría si no pensase que lo iban a leer.  Error:  Pensar que lo que uno hace o piensa es lo que hace o piensa todo el mundo, o que es lo normal (en márketing, la llamada "miopía de márketing", presenta, entre otros este síntoma, susceptible de llevar una empresa al fracaso).  Hay gente que es capaz de escribir para sí, en el sentido de que si no la leen escribiría igualmente.   Esto lo aprendí de una bloguera y seguidora, recientemente.  
Bueno, tengo que deciros, que yo no escribiría si pensase que nadie me va a leer.  No obstante, lo tengo muy fácil para seguir escribiendo, ya que se que al menos Pitt me va a leer (por cierto, al principio prácticamente sólo me leía Pitt y yo a él) y me sorprende el valor que aprecio que le da a lo que escribo, cuando el que es un crack es él.
Creo que los lectores y seguidores del blog me habeis enriquecido en muchos aspectos, el más reseñable de los cuales es sorprenderme, tanto con vuestro sentido del humor, como con comentarios de aspectos relacionados con la entrada que he escrito, que no se me habrían pasado por la cabeza en la vida, como, por supuesto con vuestros blogs, y con el afecto y/o aprecio que he percibido en muchas ocasiones.  Sabed que este afecto y aprecio es mutuo y que en muchos casos pienso que sería estupendo conoceros personalmente, ya que os encuentro muy interesantes en vuestro personaje virtual.  Nunca tanto, como desde que pusimos en marcha el blog, había otorgado tanto valor a la diversidad.  Diversidad de formas de ver la vida, de pensar, de expresarse, de compartir,...   En este sentido, pienso que me habeis hecho mejor persona también.  

Os diría más cosas, pero tengo que intentar respetar el "canon" bloguero en cuanto al tamaño de la entrada  (que ya está quedando algo larga) y temo ponerme demasiado "blandito" (más si cabe), así que como muchas veces pongo como comentario a vuestros comentarios:  Gracias por venir.  Esta vez, con vídeo incluido.

25 comentarios:

  1. Una obra, sea del tipo que sea, no sería tal si no hubiese nadie al otro lado como espectador o receptor de su mensaje. Todos participamos de todo y nos hacemos mejores unos a otros, si no de qué serviría todo esto.

    Un saludo con mucho cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues supongo que si, que es como dices.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. ¿Sabes, Pepe? Mi visión es justamente la contraria. Creo que desde que llegué a este blog me he enriquecido de una manera bárbara (como no podía ser de otro modo, superprofe!). Sois la pera limonera, los dos. Estoy encantadísima de haberme topado con vosotros. :D

    Por otro lado, me ha encantado conoceros. Bueno, jamás olvidaré el modo surrealista en que nos conocimos tú y yo (JAJAJAJA...), ni cómo y dónde pasamos el rato (anda que... XD ), como tampoco olvidaré tu primera frase (¿a que no te acuerdas? Empezaba por: "anda, si tú también...").

    XD

    En resumen: un verdadero placer, surrealismo incluido. :)))

    Besos, Pepe, y gracias por todo lo que compartes con nosotros y por lo muchísimo que nos enseñas.

    MUACK!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me acuerdo de lo que te dije. Conociéndome, sospecho que alguna parida. Si me lo recuerdas, me sentiré agradecido.

      Eliminar
    2. Joder qué memoria de pez, Pepe. Lo de los ojos, hombre. ^_^

      ¿Parida? ¿Parida? Si estuvimos de lo más soso, jajajajaja...

      Ayyyyyyy señor.

      XD

      Eliminar
    3. Vale: "Anda, si tu también tienes los ojos verdes". Como primera frase, la verdad es que deja mucho que desear. XD

      Eliminar
    4. Pues a mí me impactó y me gustó mucho, Pepe. No suelen fijarse (ni hacerme comentarios) sobre mis ojos de inicio.

      Aclaración: se fijan en la sonrisa (no en otras partes del cuerpo, jajaja... Bueno, o a lo mejor sí, pero se callan, jajajajajaja... Me parto sola. Esto no puede ser ^_^ )

      ¿He dicho alguna vez por aquí que no tengo abuela?

      XD

      Eliminar
  3. Está bien saber para qué o quién escribes. Yo empecé mi blog escribiendo para un amigo que ya no me lee y aún cuando me quedé solo seguí escribiendo porque escribí para mí mismo como tu amiga bloguera. Y luego se reprodujeron los lectores. Y fue todavía mejor porque dejé de escribir como si estuviera solo aunque aumentó el miedo escénico(espero que no se note mucho). Mis impresiones con los blogs son como las tuyas. Enriquecimiento. Como ya dije alguna vez, tu pierdes misantropía y yo hostilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces perder es ganar. Me gusta lo preciso que eres escribiendo. Claridad, precisión y economía de palabras.

      Eliminar
  4. Buenos días Pepe, como siempre, muy acertado en tu entrada.

    Creo que, todos nos sentimos enriquecidos por tus entradas y los coment que dejas en nuestros blog. En lo que a mi se refiere, he descubierto en ti un gran interlocutor, me gusta como piensas y que valores adjudicas a tus pensamientos, aprendo contigo y como bien dices, me SORPRENDES, yo también le doy mucho valor a esto, es muy difícil que algo me sorprenda a estas alturas, y tu lo consigues... Bueno, voy acortando que también me pongo blandita...

    Resumiendo, me gusta conocerte y aquí tienes una fans incondicional, al igual que también lo soy de Pitt, por mucho que me intente hacer de rabiar ;P

    Besos, y sigue enseñándonos y sorprendiéndonos de tan buen talante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tus entradas son inteligentes e interesantes y de temas que no resisto la tentación de comentar. Tentadora Minuet.
      Besos gordos.

      Eliminar
  5. Me habéis hecho reir muchas veces. Gracias a vosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, o sea que durante un tiempo indeterminado has sido una lurker. Hale, castigada a buscar el término en un libro digital que colgué en una entrada hace tiempo. Un saludo, M.

      Eliminar
  6. Algunos escribimos principalmente para vaciarnos y en ese sentido el gesto es más personal, pero, sin duda, todo adquiere un valor diferente cuando comunicas y te interrelacionas con otros. Mi sorpresa también es grata, me enseñáis mucho todos y, como tú dices, apreciar la diversidad, un gran logro. Si es que, en el fondo, es como viajar, no? salir de tu huevito y ponerte delante de otras visiones, costumbres, sensibilidades, carácteres. Imposible escribir sólo para uno, cuando se ha conocido esto. Gracias por tu gesto. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Ada. Es un poco como viajar. Buena analogía. En cuanto a lo del gesto, el gesto ha sido tuyo, ya que me sentido halagado.

      Eliminar
  7. Yo también estuve un par de años escribiendo para mi misma, por pura necesidad de sacar la angustia que a veces tanto daño me hace. Por la misma razón he hecho un paron, siento que si sigo expresandome puedo angustiar al hijo que llevo dentro puesto que muchas veces he terminado un texto envuelta en lagrimas, será una tontería, pero así soy yo, tonta perdida.

    Vuestro blog me aporta mucho, culturalmente, me encantan tus entradas científicas y las que alimentan el espíritu, las de Pitt, por eso sois un equipo perfecto. Otra cosa es que comentarios de una ignorante como servidora, puedan aportaros algo a vosotros, aunque siempre trato de analizar y reflexionar todas y cada una de las palabras leídas.

    En resumen, que me enriquecéis día a día y además os tengo afecto sincero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias marikosan por tus amables palabras. También te tengo afecto.

      Eliminar
  8. Benet se sentia feliz al saber que no era muy leido. Quien escribe para que lo lean, tendrá sus razones para ello, tan nobles y/o martirizantes como las del que dice lo contrario, pero, en cualquier caso, el mago de la blogueria es el que escribe para que le lean y luego gusta de contar lo contrario. Las loables razones de Benet nada tiene que ver con estos últimos.
    Participo de la reflexion que presentas aqui, amigo. Es un bonito y plausible sentir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Enrique. Por cierto, sospecho que le has pegado a Pitt la productividad bloguera, porque últimamente sale a dos entradas y pico diarias.

      Eliminar
    2. Sanísimo arte, Pepe Deapié ese de blguear, lo peor es para los que están al otro lado del teclado, de mi teclado.

      Eliminar
  9. Lo de la diversidad es uno de los aspectos más valiosos de esto. Se va desarrollando un concepto de comunidad, que tal vez en persona nunca se lograría.
    Es también un curso intensivo de diplomacia y del idioma por zonas. Me encanta venir a verlos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Sara O. Durán. Ya te echaba de menos. Si, lo del concepto de comunidad me lo he dejado en el tintero (bueno, en el teclado). A mi también me encanta pasarme por tu blog.

    ResponderEliminar
  11. Está claro que todos escribimos con la secreta intención de que alguién nos lea, sería hipócrita decir lo contrario,de qué sirve gritar si nadie escucha tú grito, de qué sirve hablar si nadie te responde. ¡Bueno! qué tampoco yo me quiero poner blandito,lo cierto es que todos los días, todos podemos aprender de todos. Saludos Pepe.wcglobal
    (esto es publicidad encubierta).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que hoy, tomando café con Pitt y otro compañero de trabajo, llamémosle señor azul y así además de preservar el anonimato, hago un pequeño homenaje a la película Reservoir dogs, me ha dicho que no le parecía tan raro que alguien escribiese para sí y ha puesto como ejemplo los que llevan un diario. Lo del diario, si lo pienso, casi da un poco de acojono. Imagínate leer tu diario, digamos 25-30 años después para, en cierto modo encontrarte con otro que ya no eres tu, pero lo fuiste y con un nivel de detalle bastante aumentado respecto a los vagos recuerdos que habitualmente almacenamos...

      Ya veo que has tomado las riendas de tu blog en temas de diseño, maquetación, etc. Me llena de satisfacción haber ejercido de padrino en tu bautismo bloguero. Un saludo.

      Eliminar