Seguidores

viernes, 27 de abril de 2012

Cibeles ante la ofrenda anual de tulipanes

Desprendida su funda, el capullo,
tulipán sonrosado, apretado turbante,
enfureció mi sangre con brusca primavera.
Inoculado el sensual delirio,
lubrica mi saliva tu pedúnculo,
el tersísimo tallo que mi mano entroniza.
Alta flor tuya erguida en los oscuros parques;
oh, lacérame tú, vulnerada derríbame
con la boca repleta de tu húmeda seda.
Como anillo se cierren en tu redor mis pechos,
los junto, te me incrustas, mis labios se entreabren
y una gota aparece en tu cúspide malva.

Ana Rossetti.
Indicios vehementes (1985)

12 comentarios:

  1. Toda la sensualidad. Sumamente bello.
    Qué tengas una fin de semana tan pleno como te lo quieras crear.
    Un beso... y otro para Pepe.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste.
      Besos.
      ¡Mira Pepe! Me parece que Pizarnik tampoco estaba hablando del rocío.

      Eliminar
  3. No se, me da que Ana Rossetti no estaba pensando en un tulipán como el de la foto.
    Tal vez de otro color, si, eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Es lo más que se parece a una "cúspide malva". Tu siempre pensando en lo único.

      Eliminar
  4. ¿quién podría dejar de pensar en "eso", al leer la poesía?

    ResponderEliminar
  5. Pues yo no puedo dejar de pensar en eso mientras leo l apoesía porque la poeta pensaba en eso y el malintecionado Pitt no pondría una poesía con un doble sentido erótico para quedarse con el sentido no erótico. Es que nos vamos conociendo a golpe de post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un crack. Claro que me conoces, y me entiendes. Gracias.

      Eliminar