Seguidores

domingo, 29 de abril de 2012

Los estados se estafan a ellos mismos

Resulta curioso pensar que el Banco Central Europeo presta dinero a los bancos a un reducido tipo de interés y a su vez, los estados miembros emiten deuda a unos tipos muy altos, dado que no pueden hacerlo a tipos más bajos (la dichosa prima de riesgo), que a su vez, en muchos casos recompran los bancos que a su vez han pedido dinero al BCE.  La conclusión es que los estados se estafan a si mismos y dado que, al menos nominalmente, el estado somos todos, resulta que nos estamos estafando a nosotros mismos.

Tengo además la sensación, de que no es lo más sorprendente que hemos de ver en cuestiones económicas.  Cuando se comienza a hacer tonterías, suele ser difícil parar y a veces además se hace otra más gorda para que se olvide la anterior.

8 comentarios:

  1. Pues qué lástima que la estupidez humana llegue a estos extremos otra vez.

    ResponderEliminar
  2. Sacarán tajada.
    Y si no lo hacen entonces qué espanto, me acabas de confirmar que como especie no tenemos remedio.

    Bss

    ResponderEliminar
  3. Yo es que me hago un lío con todo eso de la compra y la recompra. Pero sí puedo entender que el dinero es casi como la energía y aunque se crea no se destuye sino que al final alguien se lo lleva aprovechando la estupidez de un estafado. Buen Lunes si tienes puente y si no también.

    ResponderEliminar
  4. En lo que no estoy de acuerdo es en que el estado somos todos, porque si bien es verdad que lo pagamos entre todos, son unos pocos los que (como buena dictadura) deciden por el resto, que es la mayoría y no lo hace como es evidente, en beneficio de ellos, sino en el propio.

    ResponderEliminar
  5. Siempre que se mueve el dinero de un lado para otro así de esta manera, es porque algo se pierde por el camino,, no sabemos en qué bolsillo estará.
    Besoss

    ResponderEliminar
  6. Si te haces una profunda herida en una pierna y sangra profusamente un torniquete ayuda a salvar la pierna. Si el torniquete se sigue apretando y no se retira a tiempo, pierdes la pierna. (Doctor Vilches, de Hospital Central, no confundir con Banco Central)

    ResponderEliminar
  7. Este tema lo tocamos un amiguete y yo el domingo tomando unas cañas. Lo mejor, la carita de haba que se te queda. Un saludo Pepe.

    ResponderEliminar
  8. El problema es que el BCE por sus estatutos no puede prestar directamente a los estados. Y por si esto fuera poco, los inversores extranjeros llevan varios meses vendiendo la deuda española en un ataque de pánico que nos ocultan los medios des-informativos.Creo que, efectivamente, la fiesta no ha hecho sino comenzar. Un saludo,

    ResponderEliminar