Seguidores

martes, 3 de abril de 2012

Mensaje adolescente (probablemente)

Os pongo una foto de algo que estaba en la calle, al lado de una terraza donde tomé café.  Sentí pena por el chico, la verdad.  Ah, aquellos enamoramientos adolescentes...
Llama la atención como va disminuyendo el tamaño de la letra al final del mensaje.

14 comentarios:

  1. Ganas dan de llevársela a un grafólogo, ya ves.
    O no tenía espacio o fijo que hay un mensaje oscuro y preocupante.
    Es lo que tiene vivir sumergida en esta era de sensacionalismo.
    Y tu, qué opinas???

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Joder, Pepe, tú si que eres "adolescente".
    Ese pobre chico está un poco p'allá.
    Un besito, Pepe.

    ResponderEliminar
  3. De la misma forma como se le fue disminuyendo su amor propio, al pobre chico, por el desdén de la "preciosa Olga"... Y luego por culpa de esas Olgas, nos preguntamos: Porqué son todos unos cabrones, de origen todos son buenas personas. Cuánto hombre anda por allí vengándose en cuanta mujer se encuentra, por culpa de una Olga en mala hora. Jajaja. No estoy bromeando, de verdad. Me reí al ver sus caran con el sermón, jajaja.
    Besitos sanadores, para todos los que hayan conocido a una Olga.

    ResponderEliminar
  4. A mí lo que me hace gracia es lo que alguien, emocionado también por eata inmolación pública, ha escrito debajo...

    "Olga, tía...!"

    Olga, tía, cómo eres, jajaja :-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Fijo que cuando hay un "hasta nunca" habrá un reencuentro. El problema es cuando se calla...Me encantan estos mensajitos, yo también voy por la calle buscándolos. De hecho, hay uno que me obsesiona: Joana, te amo. Algo tan sencillo me llama la atención, ¿por qué? porque lleva años, yo creo que más de 5, borrándose y escribiéndose continuamente, en pintura roja. No pueden borrarlo.

    ResponderEliminar
  6. El mensaje lo escribió el padre Luis Antonio; A sus 83 años, no le entra en la cabeza que no puede ser. :P

    ResponderEliminar
  7. Interesante piezas.... Olga eres preciosa..... y me has destrozado el corazón.... jajajaja, pobre Olga.... ella que no quería destrozar nada.... un abrazo, felices días

    ResponderEliminar
  8. Esas cartas desesperadas tampoco suelen conseguir nada. El amor no se pide por carta ni por nota. Ya se le pasará. Esperemos.

    ResponderEliminar
  9. No sé si a alguien le interesará mi análisis de este escrito, desde el punto de vista profesional, si no, aviso, no sigáis leyendo:

    Cuando el enamorada escribe mas grande y mas separado, mas claro, indica que esos sentimientos son los que verdaderamente inundan su alma, es lo que siente realmente. A medida que va escribiendo mas pequeño, va mostrando varias cosas: culpa, mentira, y "no deseo"...lo último que le dirige a Olga, no lo siente de veras, no piensa cumplirlo y ademas se siente avergonzado y culposo de estar escribiéndolo...

    Además, me encantaría poder ver al natural el escrito, estoy segura de que la primera parte está escrita de forma mas profunda, con trazos mas gruesos y fuertes y la última con trazos mas finos y someros...

    Sé que es un rollo, perdonad, no estoy en mis mejores momentos, pero me ponen algo así, y por mi curro, entro al capote como un miura :D

    Gracias Pepe por tan interesante entrada y perdonad tod@s este rollazo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrario Minu, me parece muy interesante tu análisis. A mi me había parecido que iba escribiendo más pequeño a medida que se iba sintiendo más desgraciado.

      Eliminar
  10. Sea como sea, (creo que la falta de espacio también influye en la letra más pequeña), es como encontrar el corazón al aire, a lo vivo. Me imagino sus sentimientos, su dolor, esa necesidad de ponerlo donde todos puedan verlo, da igual, lo importante es que lo vea ella también.
    Justo el lunes estuve un rato largo en los aseos de la estación leyendo las puertas. Antiguamente se leían obscenidades, pero, si os fijáis, ahora la mayoría son mensajes de amor, y algunos están contestados. Es interesante, absorbente. O será que tengo poco que hacer cuando salgo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Yo me pregunto qué pensará Olga al leer estas letras de su despechado amigo. No quiero poner lo que creo que pensará, para no parecer demasiado sarcástico. saludos,

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Hola José Luis, ya no me acordaba de esta despedida del amor de, yo también creo que de un adolescente. Nos llamó la atención a todos los que estábamos allí. Creo que el cambio de tamaño de letra, simplemente significa, que no quería agacharse demasiado para seguir escribiendo, o que le quedaba poco espacio de pared. Lo importante es el mensaje, se supone que escrito en caliente. Pero creo que sí volverá a pasar por esa calle y que la olvidará. El tiempo, gracias a Dios, lo cura todo, hasta el desamor. Un beso.

    ResponderEliminar