Seguidores

miércoles, 18 de abril de 2012

Zaratrusta y el acróbata moribundo

"no hay demonio, no hay infierno.  Tu alma se desvanecerá antes que tu cuerpo".
El moribundo le miró con fijeza.
<< Si eso que dices es verdad no me importa lo otro: perder la vida.  La mía ha sido mala.  De palos y privaciones.  Mi fracaso me avergüenza>>.
Zaratrusta replicó:
- No tienes porqué avergonzarte.  Hiciste del peligro tu oficio.  Mueres con gloria.  Yo mismo con mis propias manos, cavaré tu fosa.
La mano del moribundo buscó la de Zaratrusta, en señal de gratitud.

F. Nietzsche - Así hablaba Zaratrusta

8 comentarios:

  1. Le tengo manía a Nietzsche (por las connotaciones posteriores de su filosofía), sin embargo siento una fascinación especial por Zaratrusta.
    Esta frase: "Tu alma se desvanecerá antes que tu cuerpo" me ha impactado: no me gustaría que eso pasara. Así sí que la vida nos habría comido completamente.

    ResponderEliminar
  2. Qué tremendo morir con la certeza de que tu vida ha sido un fracaso.
    No todos tienen la suerte de morir con unas palabras que te dignifiquen en el último momento, aunque de nada valgan ya, al menos te reconforta, por mucho que el alma se diluya antes del cuerpo.
    Al final ya ni recuerdos somos.

    Besos Pepe, y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gusanos de la tierra comen el cuerpo que este mármol cierra
    Más los de la conciencia en esta calma
    Hartos del cuerpo, comen ya el alma.
    Francisco de Quevedo. wcglobal. Saludos Pepe.

    ResponderEliminar
  4. Sin demonio ni infierno no hay nada que temer. Lo que hayas hecho con tu vida es irrelevante. Mira lo que hicieron los romanos y dónde fue a parar su imperio sin ir más lejos. A mí el último aliento me cogerá tranquilo en ese sentido. Espero sólo que sea indoloro.

    ResponderEliminar
  5. Prefiero que haya demonio e infierno antes que morirme sintiendo que mi vida ha sido un fracaso.
    Besoss

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Pepe Deapié, por traernos a Nietzsche

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo el instituto. Te explicaban las teorías y filosofía de este hombre como algo abstracto. Cuanto hubiéramos aprendido los preuniversatarios por aquel entonces (y lo digo por el tema Selectividad y no por tirarme el pisto jaja) si nos hubieran acercado, aunque fuera solo un poco, a sus textos :)

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Nietzsche y su dobles lecturas, esa forma tan "despegada" de ver, tanto la vida como la muerte y lo que en ellas transcurre, al final te deja con sabor a "que todo vale" o peor aún "que nada vale"... el nihilismo puede llegar hacer perder lo mas importante de la vida, "las ganas de vivirla". En cuanto a la muerte, ¿realmente importa?...

    No sé como lo haces, siempre me dejas reflexionando y a penas, sin palabras... Gracias Pepe

    Besos

    ResponderEliminar