Seguidores

martes, 1 de mayo de 2012

Recortes

La sátira es el arma más eficaz contra el poder: el poder no soporta el humor, ni siquiera los gobernantes que se llaman democráticos, porque la risa libera al hombre de sus miedos.

10 comentarios:

  1. Muy buena y representativa esta entrada, porque los recortes han de empezar por ellos mismos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo cortaría un poco más abajo. ;)

    ResponderEliminar
  3. Hoy justamente vi Ser o no ser de Lubitsch..
    Ésta película es un canto a la resistencia polaca ante la invasión de los ejércitos del tercer reich (ya éstas cosas hay que escribirlas con minúsculas de una vez por todas) comandadas por el lunático hitler y una caterva de despistados que querían “conquistar al mundo”. Se demuestra lo que puede hacer el ingenio para soportar, sobrellevar y burlarse de un asedio totalitarista. La película tiene la virtud de criticar a un régimen cuando éste se está gestando-consolidando y sigue invadiendo países y matando selectivamente a presuntos enemigos con fines de ensalzar a una pretendida raza "aria". Con esos argumentos ya se puede hacer una película de humor dentro del horror que significaba por ejemplo los holocaustos. Es que los sistemas que pretenden perdurarse en el tiempo (la historia es cruel con ellos) da para tomarlos a la risa o hacer humoradas ya que presentan aspectos grotescos hasta en sus propuestas más duras. A los imperialismos, como el de la revolución cubana o de los yankees, ofrecen muchos gags para reírse de ellos parodiándolos. Con la excepción de toda regla tiene, que a los norteamericanos se le critican gobiernos concretos como el de bush o nixon en forma de bufonadas sobre estos ineptos, pero el régimen sigue con otros protagonistas. Con el castrismo sucede que parece de nunca acabar y allí a veces las propias humoradas se repiten ante las pocas ideas nuevas del "gobierno". Pero volviendo a la peli, la encuentro soberbia en el despliegue y en la facilidad con que los bastardos nazis no pueden sostener sus atávicos deseos de conocer todo y barrer con todo, cuando se encuentran con el ingenio de los que son sometidos, y sus torpezas y "su autoridad" se ponen en evidencia y se transforman en armas usadas por sus enemigos, que ante la agresión, fortalecen sus resistencias y logran una unión para dejarlos en ridículo. El planteo y el humor hacen que el espectador sea partícipe también de ésta resistencia. Tiene momentos memorables que están llenos de una rica perspicacia. Las actuaciones son parejas de un elenco "teatral" que se roba los mejores momentos, metiéndose en las entrañas de los nazis destripándolos y destripando al espectador de risa.
    Estoy de acuerdo con tu post..
    Un abrazo desde el sur

    ResponderEliminar
  4. De sus miedos y de sus impotencias. Es tal vez un tónico contra el rencor.

    ResponderEliminar
  5. No necesariamente en ese orden pero si que es necesario recortarles sus sueldos, su prepotencia y su endiosamiento.
    Si te fijas lo único que ha cambiado desde la Edad Media es que tenemos tecnología y que a la lista de poder se ha sumado un tricornio.
    Por lo demás nada nuevo bajo el sol.

    Bss

    ResponderEliminar
  6. Es a ese efecto dominó del humor a lo que temen, el que propaga la expresión. Porque cuando yo digo algo llorando automáticamente se crea un rechazo -hay debilidades que no pueden compartirse-, pero la risa salta de una a otro, expande la información a velocidad de vértigo. A eso temen...

    ResponderEliminar
  7. Qé buena ilustración!! tengo que enlazarla en mi blog! :)

    ResponderEliminar