Seguidores

viernes, 22 de junio de 2012

Duke Pearson



A veces es mejor escuchar que escribir. La música puede dar nombre a lo innombrable y comunicar lo desconocido. Escuchándola se siente que tu soledad se puebla de repente.

8 comentarios:

  1. buen comienzo, incita a estar bien

    ResponderEliminar
  2. Muy a menudo y excelente tu elección restauradora.
    Un beso Pitt.

    ResponderEliminar
  3. Quillooooooo, que hoy no es martes... :P

    Buen finde, Pitt. Y besos.


    Pd.1: este comentario es un poco por tocar las narices, jijiji - y también por hacer el gamberro, que está este blog demasiado tranquilito, no? :P

    Pd.2: menuda marchaaaaaa!!! Estoy dale que te pego al pie. ^_^

    Pd.3: ya me voyyyyyyy...

    XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los martes, como ya sabes, estuvieron dedicados a la música de siempre, los boleros, la copla, el jazz... los jueves era la música culta y los domingos la música alegre; por eso lo de la música de los martes aunque sea en Juniembre.
      Besos.

      Eliminar
  4. Cuanta razón querido Pitt, sin palabras, la música rellena hasta los "huecos" mas incalculables; este piano podría llenar cualquier vacío...

    Me quedo disfrutando del temazo, gracias

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo no dejo de escuchar música ni mientras escribo. La emoción es más intensa. Es el arte más emocional.

    ResponderEliminar
  6. Estaba leyendo, encontré esta frase y no pude por menos que recordar tu entrada, te la dejo con tu permiso:

    "El jarrón da forma al vacío y la música al silencio"(Georges Braque)

    Besos y FELIZ FINDE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tu das forma a la sensibilidad y las emociones. Te la dejo con tu permiso.

      Besos.

      Eliminar