Seguidores

viernes, 15 de junio de 2012

El enemigo débil

Estamos instalados en una época en la que las rentas, que disminuyen, del trabajo van pasando a incrementar las rentas del capital. Cada día que pasa vemos mermada nuestra calidad de vida e incluso el poder sostener la más precaria existencia. No temen ninguna reacción de la ciudadanía ni creen que tengamos ningún poder para hacerlo, pero recuerdo aquí un aforismo:
"Creer que un enemigo débil no puede dañarnos, es creer que una chispa no puede incendiar el bosque". Saadi

6 comentarios:

  1. Ha sido así por miles de años; de vez en cuando, ocurren los incendios de bosques, también en lo social.
    -
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Exacto... mantenemos la chispa, de eso que no les quede ninguna duda...

    Muy bueno tu grito Pitt (y necesario), me uno a él.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Minuet, ya ves que la reivindicaciones tienen poco eco, incluso en su lectura.
      Besos.

      Eliminar
  3. Muy fácil nos acostumbramos a una situación más holgada, pero ah! cómo cuesta disminuirla. Hay que estár más unidos que nunca para exigir.
    Besos Pitt.

    ResponderEliminar
  4. Una chispa puede incendiar un bosque, de hecho lo hace, Pitt.
    Lo que hace falta es que las chispas empecemos a mostrar nuestro poder en vez de mirar para otro lado porque así les damos la razón y todos acabamos naufragando.

    Besos

    ResponderEliminar