Seguidores

lunes, 23 de julio de 2012

El que eres

Ortega y Gasset adoptó como lema de su ética el verso de Píndaro "llega a ser el que eres".
Este lema contiene un imperativo de autenticidad.

9 comentarios:

  1. Para mi es casi un mantra, muy complicado de conseguir pero imprescindible... un profesor mio me dijo una vez que para conseguir lo que Ortega y Gasset nos enseña en este imperativo de autenticidad para exprimir la vida, había que estar solo, que quedarse solo y reflexionar, entonces yo le replique con una frase que ahora mi maldita memoria de pez no recuerda de quien es, y le dije: "sí, es cierto, hay que estar solo para ser fuerte y para llegar a "ser", pero hay que ser muy fuerte para estar solo" y él sólo sonrió...

    Muy buena entrada Pitt y por cierto en tu coment en mi entrada de "desconexión" has dado en el clavo, touché, me parece increíble que en pocas palabras me entiendas tanto y tan bien...Gracias.

    Besazos, siempre intentando no dejar de ser quien soy, con sus pros y sus muchos contras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unamuno clamaba:
      "Ahora que ya por fin gané la cumbre,
      a mis ojos la niebla cubre el valle..."
      Gracias por tus amables palabras y, sí, eso espero, que siempre me comprendas. Yo, mientras tanto, me esforzaré en ser comprendido.

      Eliminar
  2. No se hace un mundo diferente con gente indiferente
    La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia la debilidad del fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabias palabras.
      Gracias por tu aportación.

      Eliminar
  3. Yo ya he llegado a ser diecisiete veces el que soy y siempre era alguien distinto. Es imposible ser más auténtico, ja,ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diecisiete hombres distintos y un solo Sergio verdadero.
      Amén.

      Eliminar
  4. Yo todavía no he llegado a ser quien soy, en ocasiones me sorprendo a mí misma como si fuera una desconocida.
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo veo positivo. De creer ser a creer que se es ya va la distancia de lo trágico a lo cómico.

      Eliminar