Seguidores

martes, 31 de julio de 2012

Resignación

En lo que parece ser el invierno de nuestra resignación (aunque estemos cada vez más descontentos), también yo, como Ricardo III, daría mi reino por un caballo. Para salir corriendo, quiero decir. Para escapar si tuviera lo que hay que tener -es decir, dinero- a un lugar soñado, con encanto, y esperar allí a que escampe este tenebroso tiempo.

17 comentarios:

  1. Lo tenebroso es donde estás ahora o qué?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NOTA DEL AUTOR
      Me alegra que me hagas esta pregunta porque así explico algo que suelo decir de vez en cuando para situar a los lectores: este blog no es un blog personal, ni un diario, ni -casi nunca- se vuelcan experiencias propias, incluso los mensajes pueden ser contradictorios -un día una oración y al siguiente una blasfemia-, tanto el origen como el desarrollo de las entradas están en poner a la verdad en la cuerda floja, en utilizar la paradoja, en cuestionarlo todo. No cuento a dónde viajo (hubo un malentendido con la publicidad de Londres, pero no tiene ninguna importancia mi vida, había estado recientemente pero no significaba que fuera allí), no cuento nada sobre mi familia, ni sobre mis amigos, ni siquiera cuento nada sobre los imbéciles que me rodean -y daría mucho juego-, es decir no cuento nada porque no tiene ninguna gracia, ni puede interesar a nadie, como ocurre con el hecho de que viva o no en un lugar ominoso. Dicho esto y respondiendo a tu pregunta directamente -cosa que tampoco hago nunca pero tengo un motivo para hacerlo hoy- te diré que vivo en un lugar todo lo contrario a tenebroso, que me rodeo de todo lo que necesito, que mi vida trascurre dentro de una felicidad que, sólo por cortesía, no me gusta airear, que soy todo lo feliz que razonablemente se puede llegar a serlo y que de cambiarme por alguien lo haría sólo por Pitt Tristán.
      Agradecido por tu cariñoso interés espero que haya sido satisfecha tu curiosidad. Un fortísimo abrazo.

      Eliminar
    2. era una pregunta sin mala intención, era seguir el juego, era un poco de broma, lo siento que lo hayas tomado en serio

      Eliminar
    3. Tienes que seguir el juego, tienes que ser libre, tienes que ser tú, y eso siempre me encantará. Tampoco quise ser borde, es mi misántropa manera de ser, es que no me gustan las preguntas directas. Pero te aseguro que todo lo respondido es absolutamente cierto.
      No te disculpes y gracias siempre por comentar, lo que tu quieras.

      Eliminar
    4. Me voy a poner a escuchar musica de la que me gusta y ya está.
      qué miedo me da la palabra misantropo!

      Eliminar
    5. Sí, ya está. Hay ciertas fórmulas que parece poseen un poder mágico temible. MIllares de hombrs se han dejado matar por unas palabras que jamás entendieron, y que, en la mayoría de los casos, carecían de sentido.

      Eliminar
  2. Si yo tuviera un caballo anda que no iba a ir contenta ni ná (como Estrellita Castro pero sin caracolillo)
    Pitt, la resignación es muy mala, te mata poco a poco.
    Mejor aceptar y fluir.
    Tranquilo, al paso que vamos lo mismo tenemos la suerte de ir a otro lugar, como nos venden por parcelas y vamos camino de la esclavitud, puede que te compre un Amo del Mundo y te trasladen a ese lugar, aunque poco gozarías o quien sabe...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco gozaría sin mi amada liebertad. Como dice un amigo: Santa Libertad.
      El leerte ya es otro lugar. Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  3. No desesperes, que todos los lugares con encanto tienen sus grandes tenebras también, luego sucede que te vas a unos encantos que resultan infiernales, que ni se llega a nada y todo resulta peor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. Que palabra tan chula: tenebras. No la conocía.
      Bello lugar ese de las palabras.
      Gracias y besos.

      Eliminar
    2. Jajaja, ni yo la conocía. Hay que inventar muchas palabras, jajaja.

      Eliminar
  4. Creo que no hay sitio en el que escondernos, sólo en el que resignarnos...
    Gracias por tu visita. Seguiré viniendo a tu casa.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer que nos leas y nos comentes.
      Gracias.

      Eliminar
  5. Si tuvieras dinero no necesitarías irte. El problema es que esto está así porque no paran de quitárnoslo o de hacer que lo generemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es caso es que estoy pensando irme a Zaragoza. ¡Ostia, si vivo ahí!

      Eliminar
  6. A mí no me haría falta ni caballo,, cogería aunque sea el bus..
    Besoss

    ResponderEliminar