Seguidores

martes, 28 de agosto de 2012

Los riesgos de fumar

Tras leer el comentario de Sara O. Durán de lo que nos ocurrirá a los que fumamos, no sólo he dejado de fumar, sino que abatido y triste, asustado, ya veo el otro lado tan cercano que:

Hoy, por la mañana,
cuando ha dejado de llover,
he llevado flores a mi tumba.
Allí transcurren las jornadas,
en un túmulo entre los cipreses
agitados por los jirones
del viento del norte,
tocando con sus raíces los huesos...

Pitt el poeta loco.

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. jajaja eres la hostia y polémico, menos mal que eres simpático, Pitt.
    Besos ecológicos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Pitt por tu dedicatoria, muy bellos tus oscuros versos. Tú no lo dejarás, no creo que puedas hacerlo... seguirás escondido en la ironía.
    Jajajaja! Verónica... solo un poquito de lo que me ha tocado ver de cerca.
    Besos para los dos.

    ResponderEliminar
  4. Te acompaño al cementerio, con un cigarro en una mano y un clutch en la otra, a lo Gilda.
    Se nos acusa de falta de voluntad para dejarlo, yo no he fumado ni en los embarazos ni en los periodos de lactancia, el primero duro 11 meses, en el segundo voy por el quinto, veremos cuanto puedo alargarlo. Con esto quiero decir, que en mi caso fumo porque me gusta, no porque no sea capaz de dejarlo.

    ResponderEliminar
  5. Celebro tu voluntad de no dejar los versos. Por cierto hay un escritor japonés por ahí que escribió un cuento titulado el último fumador. Hablaba sobre un mundo totalitario dónde se perseguía los fumadores como parias y los malos eran como yo y los buenos como usted y él se defendía a lo Rambo. Como la vida misma.

    ResponderEliminar
  6. Si uno quiere fumar que fume, las campañas contra el tabaco, loúnico que sacan es dinero para las arcas del gobierno...

    Cada uno aministra su salud como quiere...

    Yo dejé de fumar pero nunca aconsejo a nadie...

    Saludines

    ResponderEliminar
  7. No fumes: el tabaco te mata a ti y a los que te rodean, ¿es lo que pone, creo, en las cajetillas no? de todas formas se gassta no sólo salud sino dinero.

    Yo dejé de fumar hace tiempo aún así sigo teniendo el mono mmmmmmme encanta el olor al tabaco.

    Besos.

    ResponderEliminar