Seguidores

miércoles, 22 de agosto de 2012

Melón

Cuando calas un melón siempre piensas que puede saber a pepino, sin embargo cuando abres un pepino nunca piensas que puede saber a melón.

14 comentarios:

  1. Nusé...

    Es que no como pepino. Una vez lo comí y fue suficiente. Me repitió así que... Fuera pepinos!!!

    Por otra parte, como dicen que "de lo que se come se cría", no creo que sea conveniente para mí... :P

    Besos, Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tómalo como una entrada veraniega. El calor hace estragos.
      Besos, *L*, tamaño XL.

      Eliminar
  2. ¿Es un pensamiento muy profundo o de verdad cuando calas un melón piensas que puede saber a pepino? De verdad, Pitt, deberías mirarte eso, yo no lo veo nada normal. Yo qué sé, a mí nunca me supo a pepino un melón, joder.
    Vale, luego veré los comentarios y a lo mejor lo pillo. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos melones de baja calidad saben tan poco que su sabor se asemeja a cualquier cosa menos al sabor a melón y, si no lo quieres tirar, casi te lo tienes que comer aderezado como si fuera en una ensalada. En mi tierra es muy usual decir, en ese caso,: este melón ha salido pepino.
      Ruego el aserto de algún aragonés. Si nadie ha oído esa expresión o el parecido de sabor a pepino de algunos melones prometo ir al psiquiatra (quiero decir volver al psiquiatra)
      Besos, Jana.

      Eliminar
  3. En mi tierra se dice "este melón ha salido pepino" por lo que explicas, Pitt.
    Será que en Aragón y Madrid tenemos melones así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bravo! Los melones nos han puesto de acuerdo.
      Besos melonudos.

      Eliminar
  4. Será q cuando abrimos un melón esperamos el mejor sabor y a veces nos defrauda, sin embargo del pepino no nos esperamos gran cosa, por eso no nos llevamos sorpresas.
    Besoss

    ResponderEliminar
  5. Aaaaaah... Gracias por la aclaración, Pitt, Verónica. Es que aquí solemos decir que están "avinados" cuando no salen muy allá.
    Qué ricos el melón, la sandía, los pepinos, todo.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja. Muy bueno :). Cuando era pequeña no diferenciaba el pepino del calabacín. El primero no me gustaba nada de nada y el calabacín sí. Siempre que veía a mi madre abrir un calabacín sentía miedo...
    Besos atlánticos.

    ResponderEliminar
  7. también hay los que tienen corazón de melón, y carácter de pepino...
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Lo tendré que mirar racionalmente ya que empíricamente no como ni melón ni pepino.

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja, curiosidades de la vida.

    ResponderEliminar
  10. Ja, ja, verdad! A mi me gusta todo: melones y pepinos. Oye, esto suena un poco mal, no? :)

    ResponderEliminar
  11. Pues tienes razón...eso es que somos racistas con el pepino...

    Saludos

    ResponderEliminar