Seguidores

jueves, 8 de noviembre de 2012

En el patio de casa

Los seguidores y lectores habituales de este blog, incluso el que haya llegado y leído un par de entradas puede comprobar que se trata de una escritura banal -y venal- que no posee ánimo sino de entretener y, muchas veces, frivolizar. Pero nada está completo sin un contrapunto, sin la acidez y el recuerdo de la angustia y del Mal. A través de este fragmento de su novela "Pasajero K" de García Ortega llega el rayo del dolor a iluminarlo todo, a enseñarnos los abismos del horror que oculta la supuestamente desarrollada y civilizada Europa:
"Los soldados serbobosnios violaban; luego disparaban o degollaban a las violadas. Había campos, como en Visegrad o en Rogatica, donde la única actividad era la violación de mujeres y se aplicaba a ella un escrupuloso horario laboral, con descansos para comer y cambio de turno, hombres de noche y hombres de día".

Es nuestro infierno, es nuestro Auschwitz aquí y ahora, en el patio trasero de nuestra casa. Es la oscuridad de la que nadie habla, la sangre que Europa no quiso reconocer ni restañar.

20 comentarios:

  1. Creo que era Vargas Llosa el que decía que todas las dictaduras se parecían. Los genocidios son también muy similares. Este es como el de los nazis pero tenemos silenciado el de Sierra Morena en Africa que también tenía turnos para cortar extremidades a la gente conmachete, como un trabajo más. Nos sorprende el horror extremo como algo lejano de nosotros en espacio y puede que en tiempo. Pero luego la sorpresa es aun mayor porque hemos vivido en ese horror al menos en tiempo. Y bueno, no sabemos los horrores domésticos que esconden las cercanías. El alma humana los alberga en cualquier lugar. Es un buen post para ser misántropo digital o no.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, he suprimido el anterior porque necesitaba respirar y contar hasta diez.
      Os garantizo que no tiene nada de ficción, Serbios, Bosnios y Croatas pueden y deben escupirnos a la cara la intencionada indolencia con que los tratamos desde el confortable salón de nuestra casa.

      Eliminar
  3. Sin si quiera llegar al patio, sino en nuestra propia casa se están violando los derechos de mujeres y hombres y luego degollando las prestaciones sociales tras años de luchar por ellas.
    Perdona estoy muy cabreada, con lo que nos están haciendo.

    ResponderEliminar
  4. Muy fuerte Pitt, y no se suele hablar mucho de esos temas es cierto, como las avestruces, se piensa que por no hablar,el problema no existe o no existió.
    Estás hoy tristón en vez de Tristán???

    ResponderEliminar
  5. La bestialidad humana es mundial, pero como has mentado Europa,nos pilla en la propia casa y se siente más, hay que ser sinceros.
    Cuando fue lo del Holocausto, terrible, los que dieron a conocer los crímenes fueron más que nada los judios,por dos razones(para mi): primero porque fueron los más masacrados, y segundo porque es una raza o pueblo extendido por todo el mundo. Corrieron la voz por todo el mundo por ese detalle.
    La más reciente guerra de los Balcanes,probablemente se cometieron atrocidades iguales, más o menos,pero ya no había judios,y sobre todo judios-americanos.
    Se tapó todo porque nadie defendió a las víctimas. Y eso pasó en lo que llaman "el primer mundo"...
    Es mi humilde aportación, no sé si estoy equivocada o no,no lo sé.
    Un fuerte abrazo, Pitt.

    ResponderEliminar
  6. Nos encontramos al borde de la mayor dictadura de los últimos tiempos, la dictadura del capital más obsceno, del terrorismo (lo que crea terror así se denomina) ante la inminente miseria. A veces no queda otra salida que resolver el viejo dilema de Hamlet. Decidir si es más noble resignarse a las adversidades de la vida o hacerles frente y terminar con ellas.
    Pregunta Maite N. si estoy triste, a veces, lo más razonable es encontrarse triste.

    ResponderEliminar
  7. Conozco un soldado de la ONU que estuvo allí y todo eso se sabía y se tapaba.
    Como se saben y se tapan más cosas.
    En todas las guerras violan y matan mujeres, incluso sin guerras, mira lo que pasa en Ciudad Juarez.

    Pero a mi no me indigna.
    A mi me duele y me mata la brutalidad y violencia que se puede ejercer contra otro ser humano, y al ser mujer, imagínate cómo me siento con estas noticias.

    Beso Pitt, voy a tomar el aire

    ResponderEliminar
  8. Bufff... me encantaria que se hiciese frente a las adversidades, que mucha gente tuviese los eggs" de echarse a la calle, de enfrentarse a todas las injusticias que vemos y que callamos..pero creo que lo que nos mata a todos al final es eso precisamente...la resignación.
    Bss desde mi blog, que no es tannnnnnnnnn profundo como el suyo..así estamos equilibrados;)
    Besazo!me voy a dormir!

    ResponderEliminar
  9. Una de las amigas de la infancia que más recuerdo era una niña preciosa (ahora una chica más preciosa) que habia venido desde Saragevo a mi pueblo con sus padres, refugiados.
    Cuando una tiene poco más de 10 años no puede ser consciente de todo ese horror... ahora los quiero todavía más.
    Un gran beso, Pitt.
    La verdad es que el mundo me escandaliza, incluso yo me escandalizo (a mi misma), cuando me disgusto por no tener dinero para comprarme un modelito nuevo. Aquí tan ajenos a todo lo que no nos interesa...

    ResponderEliminar
  10. El horror, siempre. Y nosotros inventándonos "repúblicas independientes de nuestra casa" para no verlo, para no estar ahí.

    ResponderEliminar
  11. De la experiencia de amigas que tienen ascendencia mezclada de la antigua Yugoslavia, con otras líneas de todo lo llegado acá en unos 500 años; en un caso, los abuelos paternos y en otros los maternos llegaron de los Balcanes, han expresado una muy mala impresión por el trato a las mujeres, en múltiples aspectos, en la tierra de algunos de sus abuelos, incluyendo anécdotas personales, además de lo sabido por otras personas. Además de eso, una de ellas y otras personas de mi medio personal, vivieron acá, la experiencia de observar que en clanes de esa procedencia, se despojara a las hijas o a las viudas de los hijos que habían trabajado toda su vida para el clan familiar, como si sólo los hijos varones tuvieran derecho al fruto de su trabajo o a heredar; y como si las hijas o nueras viudas, sólo fuesen esclavas. Acá, la gente que me consta que actuó siendo capaz de cualquier crimen para mantener el mayorazgo, generaciones después que dejara de ser legal, sé que era de ascendencia ibérica del siglo dieciséis, vivió en tiempos de mis bisabuelos y tíos abuelos y ya encontró resistencia de algunas de las tías abuelas. Me desvié un poco, por la experiencia de observar que esas actitudes suelen ir unidas. Aunque en los mismos clanes, parece haber habido siempre quienes no estuvieran de acuerdo con algunas barbaridades; claro que también, con mucha facilidad, podían ser declarados muertos en plena vida. La entrada declara una realidad amarga, vergonzosa y muy unida a la formación misma de esos seres.
    -
    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  12. Bienvenidos a la realidad del ser humano... "es bueno por naturaleza" Me sorprende como todavía hay personas que pueden llegar a creerselo.

    "Somos mejores que los animales" Sí, tenemos una mayor inteligencia para desarrollar el horror hacia límites insospechados.

    ResponderEliminar
  13. Tantos avances tecnológicos y en ciencias y hemos sido incapaces de progresar un mínimo en humanidades. No vamos bien.

    ResponderEliminar
  14. Por mucho que nos horroricemos, el hecho existe, está ahí, y son esas las cosas que te dan deseos de desaparecer, de no seguir ni un minuto más. Que se establezcan turnos para el horror, como un trabajo más, un trabajo que cansa y se hace rutinario... es más que estremecedor, te mata.
    Vi hace un año una película, "En El Valle De Elan", creo que era, que me pareció magnífica;los protagonistas no eran las víctimas, sino los verdugos, los soldados que tuvieron que ir a la guerra. Si tenéis oportunidad, os aconsejo que la veáis. Da qué pensar.
    Hoy, más que un beso, creo que te enviaré un apretón de brazo, o de hombro.

    ResponderEliminar
  15. Actualmente en España se tortura "legalmente" y sabemos que en muchos países, no precisamente de los que consideramos subdesarrollados, también y a una escala mucho peor.

    ResponderEliminar
  16. Empieza por j y termina por r y va entre signos de admiración y enfado.
    Los derechos se mancilla diariamente, tengo una amiga con familia en Siria y cuenta, pocas veces y con mucha vergüenza, atropellos de estos.
    Luego llega un señor y hace una película, luego llegan mas señores y le dan un premio, luego llegamos nosotros y vamos al cine.
    Hoy no salto ni brinco

    ResponderEliminar
  17. Dicen que la esencia y el veneno se dan en frascos pequeños. Así me ha pasado con esa cita, apenas unas líneas, pero con qué frialdad, naturalidad y de manera tan pausada te hace una descripción como si de una rutina diaria se tratase; pero se te cuela en lo más hondo y te revuelve las entrañas.

    ResponderEliminar
  18. No solo da tristeza; sino una impotencia terrible.
    No sera la primera vez que salen adelamte Pitt, ustedes, unidos lograran mas de lo que imaginan.

    Un fuerte abrazo con dolor, porque también tengo familiares que viven allí y sus sentimientos y visión no es muy diferente a la tuya.

    ResponderEliminar
  19. horrible, pasa, siguen pasando cosas brutales en el mundo, nuestra naturaleza animal, nuestra enajenación mental, Serbia es uno de esos sitios en los que hoy sucede. Ayer leía una nota de un colega psicólogo (S. PINKER)dedicado a la psicología experimental que sostiene q estamos en una de las épocas menos violentas de la historia, que no lo comparto, en otras ha estado más institucionalizada quizás.

    ResponderEliminar