Seguidores

domingo, 2 de diciembre de 2012

El hombre late

El hombre late, sufre, recuerda. A veces buscamos el calor humano que el pasado nos negó y a él nos aferramos como lapas, intentando incluso para ello, hallarle un misterio a aquello que no tenía ninguno.
Desamparo, dolor, silencio; queriendo hacer hablar a los puntos suspensivos...

28 comentarios:

  1. habrá que aferrarse al mañana!! porque no hay que mirar atrás ni para darse impulso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco esas palabras optimistas, de valor ante la vida. Gracias.

      Eliminar
  2. Ante el dolor, la soledad parece actuar de altavoz.

    ResponderEliminar
  3. Buena reflexión, tan buena que no precisa ni misterios ni puntos suspensivos.
    Lo dice todo.

    buen domingo Pitt

    ResponderEliminar
  4. Si nos aferramos al pasado es porque es presente deja mucho que desear. Yo ando nostálgica perdía... (ahí lo dejo).
    Besos Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haciendo hablar a los puntos suspensivos.
      Yo, si tuviera ese cuerpo, me salía a dar una vueltecita y se me acababa la nostalgia en menos que canta un gallo. ¡Ea!¡Ahí lo dejo!

      Besos, Maite.

      Eliminar
  5. Los puntos suspensivos suelen ser nuestras muletas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede sere una costumbre, casi un estilo; dejas al lector con la posibilidad de completar el texto.

      Eliminar
  6. Acostumbradas a ver al hombre como el fuerte y a la vez como el niño que abrazamos en nuestro regazo.

    Si buscamos el pasado es porque lo actual no es suficiente

    Besos Pitt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la misma sensación. Acertada reflexión.

      Besos.

      Eliminar
  7. Ni te imaginas lo que temo a los puntos suspensivos.
    Están ahí como el recordatorio perenne que te impide estar plenamente en el presente.
    Es mejor poner punto final y pasar página.
    Pero no siempre es posible.
    Latimos y recordamos, incluso los que no somos de mirar atrás.

    Besos Pitt, hoy hay un manto de nostalgia en muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No temas los puntos suspensivos, piensa que siempre dejan un fianl abierto...
      El punto y final me suena a echar tierra sobre el asunto, y me lo imagino por ese orden, primero el final y luego unas paladas de tierra (bueno también es una solución)

      Besos, dulce Verónica.

      Eliminar
  8. Como reflexión es muy buena…
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece.

      Me agotan tantos saltos, como se nota que estás en forma. Besos.

      Eliminar
  9. Los seres humanos estamos expuestos a experimentar lo que se describe tan vívidamente.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lod seres humanos estamos expuestos, a veces, demasiado expuestos a todo.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Somos como esos puntos suspensivos que pueden interpretarse de infinitas maneras.
    De soledades estamos hechos, de ahí esa búsqueda fértil de calor humano,sin pensar que estamos todos igual...
    ¿Ves?,me salieron los puntos suspensivos,pero es que a mí me chiflan y los coloco cada dos por tres y sin ton ni son.
    No hay quién me entienda,ja,ja,ja
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego no es una crítica a los puntos suspensivos, su manejo es un arte.
      Si no hay quien te entienda me parece lo más apropiado visto lo visto.

      Besos.

      Eliminar
  11. Yo para escribir soy muy de puntos suspensivos..es como darle un poco de emoción al asunto.
    Pero en otras cosas de mi vida como buena Escorpio soy radical, quizá a veces demasiado, pero es que sino, no hay manera!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Un besazo, y mejor "latir solo que con puntos suspensivos....jjajjaja"creo que ya sabemos de que va.
    bsos al Pitt rancio de hoy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pitt, rancio? Ya te ha salido la vena fashion green.
      Sí, ya sé, una mujer Escorpión no puede disculpar la debilidad en un hombre; lo que ella busca es ambición y valor. Quiere un varón capaz de dominarla y de hacerla sentir orgullosa, sin que, por eso, perturbe su individualidad secreta. Y para estar a la altura de la mentalidad de ella se necesita, desde luego, un alto grado de inteligencia, amén de una familiaridad algo más que superficial con la sabiduría abstracta y filosófica. ¿He acertado? Bueno, si quiero seducirte ya sé que debo empezar a practicar una sonrisa de superioridad.

      Besos, jovencita.

      Eliminar
    2. A ver por partes....Sr Pitt.
      Cierto, no me gustan los hombres débiles...más que nada porque no hay nada que me deje más en shock que un hombre llorando.
      Que me dominen??y sentirme orgullosa??..hmmm lo de la dominación suena muy bien, pero como buena Escorpio..soy difícil de dominar, pero todo es ponerse oiga!!!!
      Inteligente a la par que familiar???? YEs please.
      Y superioridad...hmmmm...bueno, se podría negociar jajjja.
      Creo que he contestado a sus preguntas...o no?
      Bsosssssssssssssssssssssssssssssssssss

      Eliminar
  12. Pues yo me quedaría con el ahora....
    Besoss....

    ResponderEliminar
  13. Y soledades y vacíos .. y tristezas y olvidos..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. es que en los puntos suspensivos se queda tanto por decir...

    ResponderEliminar