Seguidores

martes, 15 de enero de 2013

Otro estilo



Una romántica balada. Como algunos no dominaréis el japonés os diré que la letra viene a explicar que no le gustan las fotos rancias, de zonas explícitas, ni las bragas donde ponen obscenidades que, a pesar de ser una mujer apasionada que reconoce que la sexualidad es lo que hay de más sutil en el hombre no aprecia la vulgaridad en sus gestos. En el estribillo afirma: el arte del sexo es el arte de controlar el descontrol.

14 comentarios:

  1. Me quedo viendo el video...
    El resto, me lo reservo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Sexo, descontrol, zonas explícitas...madre mia que caloresssssssssss, me quito el jersey...aajajajajjajajajja!:)
    bssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, ¡descontrol! ¡fuera los jerseys! Aunque sean de pura lana ¿virgen?
      Besos.

      Eliminar
  3. Ja,ja,ja hay un momento para todo. No nos podemos pasar la vida con las sugerencias(que están muy bien para incitar la imaginación) pero lo explícito suele funcionar también, especialmente en el macho. Muy buen japonés el tuyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, sólo pretendía que se escuchara una bella canción y tratarlo de una manera humorística en referencia a la anterior entrada. Dudo que la "traducción" del japonés esté a la altura de la belleza del video.

      Eliminar
  4. ¿El arte de controlar el descontrol?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una frase de Paulo Coelho: "El arte del sexo es el arte del controlar el descontrol". Por eso no me extraña que te parezca una gilipollez pero es que mi japonés no es muy fluido y tenía que emplear algún recurso.

      Eliminar
  5. Coelho tampoco es de mi estilo. Sabes que las geishas jamás se desnudaban para tener sexo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni el mío. No lo sabía pero es que ¡son tantas las cosas que ignoro!

      Eliminar
  6. De primeras, me he quedado pensando en cuál de sus libros podría aparecer esa frase.
    El sexo no deja de ser un acto primario por lo que es lógico dejarse impactar por visiones simples, pero otros/as necesitan una estimulación de los sentidos más detallistas, más obscenas, tal vez. Pero el sexo es sexo, llanamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También ha escrito muchos artículos, probablemente sea de uno de ellos, es un hombre lapidario, superficial pero lapidario. El sexo es una bendición, llanamente.

      Eliminar