Seguidores

lunes, 25 de febrero de 2013

El hombre equivocado

"Te casaste con el hombre equivocado, pero nadie pareció darse cuenta, ni siquiera tú te percataste de que algo raro estaba ocurriendo, hasta que él giró la cabeza, al mismo tiempo que los doscientos invitados de vuestra boda, para verte entrar en la iglesia, cogida del brazo de tu padre.
Ese hombre no era tu novio, y él lo sabía, estaba escrito en el filo de la sonrisa cicatriz que asomó a sus labios mientras tú te acercabas por el pasillo central, cada vez más espantada. Viste a la madre de tu novio llorando, como un enorme pastel fucsia, pero él no era su hijo y tú empezaste a temblar. Sentíste que el corpiño de tu vestido de novia se agarraba a tus costillas, asfixiándote. Uno de los violines de la marcha nupcial se puso a chillar, desafinando. Quisiste salir corriendo de allí, pero tus zapatos de charol blanco roto te empujaron en dirección contraria. Sólo dos pasos te separaban del altar, levantaste los ojos hacia la cúpula y te encontraste con el rostro horrorizado de un ángel precipitándose desde lo alto, enredado en los pliegues color plata de su túnica.
(...)
Tú no eres la del espejo, eres aquella que la del espejo no quiere ser".

Patricia Esteban Erlés
(de su relato "El hombre equivocado" Terror nupcial. 1)

18 comentarios:

  1. Sí da miedo, sí, y no te pienso confesar por qué...

    ResponderEliminar
  2. "El hombre equivocado" es también el título de una novela de John Katzenbach pero este fragmento resulta mucho más inquietante, más real.

    ResponderEliminar
  3. Wow, muy profundo, ver el rostro en el espejo puede ser difícil, algunas personas pasa el tiempo y no podemos verlo, quizás con el tiempo y dejando salir lo que realmente somos podamos disfrutar de la vida

    Besos Pitt, siempre acertado en tus temas, te cuidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ame, también resulta profundo tu comentario y muy acertado.
      Besos.

      Eliminar
  4. Parece ficción pero he intuido tanta realidad de repente en ese pasillo que me ha dado mucho miedo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ficción. Pero la realidad supera a la ficción.

      Eliminar
  5. Debe ser de terror saber que te casas con la persona equivocada, pero aunque los zapatos de charol te lleven hacia el, siempre queda pronunciar un no... Yo el día de mi boda fui feliz, tan feliz que me dieron las 7 de la mañana en el casco y no me quería ir al hotel!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bello lo que dices; tienes suerte y alguien aun tiene más suerte que tú.

      Eliminar
  6. Terror, pero que cuento el mio, me case feliz, fui al hotel y a la mañana siguien me sorprende mi marido, con ¿tu quien ere? uttt que susto, no entendia nada despues de el susto, pasado un tiempo me dice ¿te asuste? fue una broma tan bien fabricada que el susto fue interesante. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes la suerte de estar casada con un hombre con sentido del humor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Inquietante...no,terrorífico,completamente terrorífico compartir toda la vida con la persona equivocada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. A mí no me parece terrorífico, me parece muy triste. Es más terrorífico amar a alguien y no poder compartir tu vida con él, que al contrario ;)
    ¿Compartir toda la vida con la persona equivocada?, eso tiene solución hoy día, en realidad todo la tiene, menos la muerte.
    Buenos días Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La muerte. Ese tema es muy interesante.

      Buenas tardes, Maite.

      Eliminar
  9. Qué buen relato. Me ha recordado lo extraño y pesadillesco del mejor Kafka. También las connotaciones más allá de lo que leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene un sentido trágico, es poco convencional y, sin embargo, escrito con una naturalidad que lo hacen más persistente en la mente.

      Eliminar
  10. A mi es que las iglesias en general me dan bastante miedo...asi que no quiero imaginarme a esa pobrecita, con ese ángel mirándola desde ahí arriba como diciéndole..no lo hagas..no lo hagasssssssssss...
    En fin, sí, hay veces que la realidad, supera a la ficción con creces.
    Bss muchos.

    ResponderEliminar
  11. La gente tiene demasiado pánico al matrimonio cuando no es más que un papel sin más. Eso sí, ésta no se vuelve a casar. Me quedo con la última frase: "Tú no eres la del espejo, eres aquella que la del espejo no quiere ser".

    ResponderEliminar