Seguidores

viernes, 22 de febrero de 2013

La alegría de la huerta



Es así como ocurre. Las chimeneas se derrumban. La altura deja de latir. Un guijarro plano rebota sobre el agua. Luego se hunde.
Hay un paraguas con las varillas rotas parecido al aliento. Ahoguemos los sollozos.
Siempre es lo mismo: no imaginamos la aspereza, para qué.
Todo lo hacemos maquinalmente, lo hacemos sin pensar: si un día se tratara de pensar no haríamos nada.

(Foto: Pitt Tristán)

18 comentarios:

  1. A veces, ni pensar es el remedio...
    Buen fin de semana, amigo (también para Pepe, por cierto).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y buen fin de semana. La verdad es que como decía Balmes: El pensar bien no nos interesa solamente a los filósofos, sino a las personas más sencillas.

      Eliminar
  2. Cuando ya te han quitado casi todo ya ni se piensa. Por qué crees que estamos en estado de shock?
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abulia, apatía y miedo. Todo eso no sé si nos evita pensar pero si nos enmudece y el pensamiento y la palabra son sinónimos.
      Bicos.

      Eliminar
  3. Sin pensar :), es mejor
    me encantan tus fotos Pitt, me transportan, son maravillosas

    Besos niño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una tierna despedida que agradezco porque en el fondo eso soy: un niño.

      Besos.

      Eliminar
  4. Bueno, algunos no hacen porque lo piensan antes demasiado :) me gusta mucho la foto y la imagen del paraguas roto que es como un aliento también. Beso, poeta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensar, sin aprender, es agotador y peligroso. Aprender, sin pensar, es vano.

      Confucio.

      Eliminar
  5. Hoy estás.... que eres "la alegría de la huerta", quizás de ahí viene el título de tu entrada.
    ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces estar triste es lo más natural del mundo.

      Eliminar
  6. Reflejas demasiado la melancolía, la tristeza y un camino que se pierde. Buena foto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy probable que, aunque no hagas la foto con esa intención sí la eliges con ella.
      Gracias.

      Eliminar
  7. Si piensas mucho no actúas, eso está claro. Y si actúas piensas poco. No sé si conozco a alguien que haya conseguido el equilibrio. Creo que el equilibrio lo consiguen dos polos opuestos que se juntan pero casi nunca se dan ambas tendencias en el mismo ser humano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que conseguir el equilibrio creo que hacemos lo uno y lo otro, lo complicado es acertar en el momento de hacerlo. He dicho en alguna ocasión que este sería mi epitafio: "Aquí yace el que hizo el bien y el mal: el mal lo hizo bien y el bien lo hizo mal".
      :P

      Eliminar
  8. "La alegría de la huerta" es además una zarzuela, un restaurante y muchas cosas. Yo espero hasta mañana por si vienes con ella recuperada. Porfa.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  9. Ahoguemos los sollozos... de quienes puedan estar sufriendo más, ya que siempre hay quien sufre más que uno. Hay que retener esos guijarros, que no se hundan.
    Beso, Pitt.

    ResponderEliminar
  10. Me gustó tu entrada porque hay cosas que se tienen que hacer sin pensar. Pensar es en sí hacer algo, y no tiene nada que ver con lo demás. Curiosamente mi última entrada también va de pensar y me encanta la foto que has puesto. Es preciosa.
    Besos!

    ResponderEliminar