Seguidores

miércoles, 17 de abril de 2013

El olvido



En su "Memorias del subsuelo", Fiàdor Dostoievski escribió: "Todas las personas decentes mantenemos ocultas ciertas cosas en alguna parte recóndita de nuestra mente porque tenemos miedo de revelarlas incluso a nosotros mismos".
La verdad es que el olvido cura muchas heridas de la vida. Es fácil entender que olvidar alivia la tristeza de la pérdida de un ser querido. También nos ayuda a perdonar los agravios y a recuperar el entusiasmo después de sufrir alguna calamidad. Distanciarse de un ayer penoso facilita el restablecimiento de la paz interior, y anima a "pasar página" y abrirse de nuevo al mundo. Para las personas marcadas por fracasos o infortunios inolvidables, el desafío es explicarlos y entenderlos desde una perspectiva más lejana, menos personal, más amplia. Por ejemplo, aceptar que el sufrimiento y la humillación son elementos inevitables de la vida.

(Foto: Pitt Tristán)

14 comentarios:

  1. Olvidar para seguir,no hay duda.
    Sin embargo, a veces,cuesta un mundo y nos pasamos parte de él,intentándolo.
    Se consigue y no,pero se intenta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me siento muy identificado con lo que compartes hoy con nosotros.Yo suelo decir que para continuar llevando un rumbo de vida más o menos satisfactorio que no feliz,"aunque suene duro y feo decirlo","hay que ir soltando mucha porquería y lastre de nuestras mochilas".Como dice Marinel,es difícil,basta que queramos olvidar algo para que el esfuerzo por olvidar sea mayor,¿Qué misterio habrá?....
    Gracias y saludos Pitt.

    ResponderEliminar
  3. Con el tiempo y los años esa lección se puede ir aprendiendo de forma natural. Cuando sufrimos una seria humillación pensamos que somos los únicos pero es sólo porque no vemos o nos ocultan las humillaciones ajenas.
    Otro mensaje para no olvidar.

    ResponderEliminar
  4. Magnífica entrada, Pitt, a todos los niveles.
    Efectivamente, para olvidar primero hay que asumir, y para eso, es necesaria cierta perspectiva.
    Estupendo pensamiento, y estupenda foto.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. HOy hablábamos en clase de la necesidad que tenemos todos de olvidar cosas que no nos interesan para dejar sitio en el cerebro a cosas nuevas. Memoria selectiva.

    BEsos.

    ResponderEliminar
  6. Olvidar no es voluntario, y el olvido puede llegar antes o después, incluso se puede olvidar a trozos. Muy buena tu entrada, es de la que te hacen recordar.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  7. Olvidar no lo se Pitt, hay cosas que duelen demasiado y es prácticamente imposible lograrlo, pero si tratar de verlo desde un punto mas lejano, creo que en esa etapa la mejor ayuda es el tiempo.

    La fotografía, me encanta, me fascina Pitt, es preciosa

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Una entrada que me viene a pelo "olvidar"...
    Gracias, Pitt.

    ResponderEliminar
  9. Un mecanismo de defensa del propio sistema, como cualquier otro, sin más ni más.

    ResponderEliminar
  10. El olvido, es como dice XIII...un mecanismo de defensa total.
    Preferimos olvidar, tapar, esconder....a..asumir, aceptar, afrontar...y es que a veces todo eso, duele.
    Pienso que es mejor hacer lo segundo que lo primero.
    Bsazo

    ResponderEliminar
  11. Yo no creo que haya que olvidar para pasar página, la madurez demuestra precisamente eso, seguir adelante aprendiendo de los errores o asumiendo el dolor que te haya producido algún acontecimiento en tu vida. Hay que saber vivir con eso. Con los años se va aprendiendo. También depende de como se tomen las cosas cada persona, para algunos es una chorrada y para otros puede ser una tragedia.
    Bueno hoy no ando yo con muchas luces, se quedaron todas en la feria, no me hagas mucho caso Pitt jajajaja.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Primero es la aceptación de lo ocurrido, después el proceso de superación, el olvido viene al último y llega prácticamente sólo.


    Abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Pues yo insisto en que como mecanismo del sistema, va más allá. No se trata de algo voluntario si quiera.
    Esta claro que cuando nos ponemos cabezones, estamos tapando y echando mierda encima de algo, sí, de acuerdo, pero no hablo de eso, hablo del olvido real.
    Por ejemplo, tras terminar una relación y pasar por una ruptura dolorosa pensamos que el mundo se nos viene abajo, todo es tan real, cada detalle doloroso, cada caricia, beso y palabra que recordamos parece asfixiarnos... Pero poco a poco lo superamos, con el tiempo, ¿por qué? Porque entre otras cosas, vamos desplazando los recuerdos antiguos por nuevos. Y lo que es más, una vez ha pasado el tiempo, miramos con perspectiva aquella ruptura doloras, o aquella relación que no fue tan maravillosa y no lo recordamos tan horrible, no sentimos ese dolor visceral, de echo, recordamos más momentos felices que tristes.
    Y una vez más, es un mecanismo de defensa del sistema sin el cuál mal viviríamos.

    ResponderEliminar
  14. Es verdad para seguir adelante a veces hay que olvidar y saber como se hace, porque la mayoria de las veces cuando mas queremos olvidar mas nos acordarmos, es mejor dejar todo pasar y seguir defrente. El pasado pasado está y el presente es lo que importa.

    Un grab abrazo Pitt!! =D

    ResponderEliminar