Seguidores

lunes, 13 de mayo de 2013

Desear una sola cosa

Admiro a los que tienen como dice Kierkegaard: "La pureza de corazón de desear una sola cosa". La capacidad de roturar un espacio limitado del mundo y quedarse en él, no excluyendo hurañamente todo lo demás, sino conteniéndolo todo, comprimiéndolo, esa forma peculiar de talento que se recrea en la concentración y se fortalece en los límites.

37 comentarios:

  1. Igual tiene que ver con eso de ...quien mucho abarca..poco aprieta.
    Mejor desear mucho una cosa, y que se cumpla, que desear muchas y no se cumpla ninguna .o no?
    bsssssssssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Sí, tienes razón. Por ejemplo, lo mejor es la salud. Siempre he dicho que es preferible estar sano y ser rico que ser pobre y estar enfermo.
    Besos, campeona.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, yo siempre quiero algo y es lo que busco incesante, tranquilidad, en muchos espacios lo encuentro y siempre vuelvo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para estar tranquilos es preciso desear poco y esperar menos.
      Besos.

      Eliminar
  4. Eso creo que es, tenacidad, exhaustividad , concentración, paciencia. Son valores muy notorios, por lo menos para mi.Aunque habrá mucho culo inquieto que lo que unos valoramos ellos lo desdeñan.
    Saludos, Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a otra cosa. A otra paradoja.
      Saludos, David.

      Eliminar
  5. Al final todo se centra en la búsqueda de una sola cosa: la felicidad. La mayoría no disfrutan del camino mientras emprenden la búsqueda. No se debería centrar tanta energía o deseo en un único fin. Yo soy más de tener siempre a mano un plan B.
    Hoy has dejado una entrada mu "rebuscá" jajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo explicaré de otra manera. Confiesa Bárbara Alpuente: "Yo a los seis años quería ser el sol".
      Aunque ambicioso está bien para los seis años y, al menos, resulta más realista querer una sola cosa que varias a la vez. Hay quien, a los 40, sigue queriendo ser el sol.
      Querida Maite espero no haber aclarado absolutamente nada.
      Besos.

      Eliminar
    2. Pues siento decirte que lo has aclarado. Lo peor es que hay quién a los cincuenta... sigue creyendo que puede ser el sol.
      Ya la he liao más ¿a qué sí? ofú...

      Eliminar
    3. No sé que decir, o mejor, sí sé que decir.

      Eliminar
  6. La grandeza del corazón expresada con nuestra mente/razón, puede demostrarse con el valor de la generosidad. No malentender los múltiples deseos por las cosas materiales con la inteligencia de centrarnos en lo que es realmente importante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso digo que os admiro. Lo mío es la duda permanente. No hay absurdo que no haya pasado por mi cabeza.
      Gracias por leer y comentar.

      Eliminar
  7. Para mi lo importante es desear siempre algo. Cuando uno pierde ese deseo, pierde la ocasión de vivir intensamente.
    Muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, a veces he creído hasta en seis cosas imposibles antes del desayuno.

      Eliminar
  8. Buen artículo, estoy de acuerdo en que siempre hay que desear algo y luchar por conseguirlo, pero desear algo bueno, honesto, puro. No desear por desear.
    No conocía tu blog Pitt Tristán, lo he hecho gracias a un comentario que dejaste en el mío El teatro de los suspiros
    Me parece un blog muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Judd, me parece que nunca alcanzaré ese grado de sabiduría para obtener bondad, pureza y honestidad a un tiempo.
      Gracias por tus palabras.

      Eliminar
  9. Si se trata de desear...¿Por qué solo una cosa?
    Una vida llena de deseos puede ser una vida llena de proyectos y objetivos...Se trata de no impacientarse para conseguiros y no desanimarse en el camino. Seguro que el balance será positivo.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, detalles, bien, así me gusta, venga desenfreno, por qué sólo una cosa: salud, dinero y amor. Por lo menos.
      Besos.

      Eliminar
  10. Yo solo deseo tiempo para leer pero tiempo eterno así que ya me jodí. Y la pureza no sé cuando la perdí pero sé que no está. En cualquier caso estoy con el filósofo porque desear, desear deseo poco. Y cuanto menos deseo mejor me siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido S. me parece que seguiré tu sabio consejo y me apuntaré al "Club de Deseosos Arrepentidos" y voy a hacer como David Carradine en Kung-Fú.
      "Retiraté dentro de tí mismo, sobre todo cuando necesites compañía" Epicuro.

      Eliminar
  11. Mi suegra decía que ella solo quería tener SIEMPRE veinte duros en el bolsillo, gastará lo que gastara.

    ResponderEliminar
  12. Que dificil es elegir una sola cosa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo tiene un precio, si eliges una pierdes otra.

      Eliminar
  13. No había leído a Maite antes de escribir mi comentario. Por prudencia leí antes de publicar, y vi que iba a decir exactamente lo mismo. Mi humilde personita se concentra en un solo deseo: la felicidad.
    Besos, Pitt.

    ResponderEliminar
  14. Sí, es una petición muy humilde. La felicidad. Me recuerda aquella niña que quería para Reyes unos tampones TAMPAX, cuando le preguntaron que por qué decía eso, ella contestó: Es que dicen en la tele que con "eso", puedes nadar en la playa, montar en bici, salir al parque...
    ¡No te jode, Belén, qué modesta!¡La felicidad!
    Eres la pera.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate si soy la pera, que hasta te puedo contar de dónde viene ese dicho... Érase una vez un rico barrio genovés de Estambul...

      Eliminar
  15. Que nunca nos falte algo que desear.

    ResponderEliminar
  16. Pero el ser humano es puro deseo. Lo desea todo, incluso aquello que solo existe en su imaginación. Al final son tantas las cosas que deseamos que perdemos la capacidad de reconocernos a nosotros mismos. No sabemos lo que realmente queremos. Todos tenemos una serie de dones que nos hacen únicos y especiales, pero solo unos pocos llegan a darse cuenta. En el fondo, todos somos genios, pero muy limitados en constancia y esfuerzo.

    Besos Pitt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que el conquista sus deseos es el mayor valiente ya que consigue la victoria más dura, la victoria sobre uno mismo.
      Besos.

      Eliminar
  17. No hay que cerrarse puertas ni limitarse a lo cómodo. Quizás una gran pasión está a la vuelta de la esquina y no lo sabes. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Una pasión? ¿A la vuelta de la esquina?
      ¿Dónde? ¿Dónde?

      Besos.

      Eliminar
  18. esa capacidad de escoger y controlar los deseos.. yo también la admiro

    ResponderEliminar
  19. Desear cosas tiene poca fuerza. La intensidad está en desear a alguien, una de las emociones más poderosas y que pueden hacer perder la cabeza ¿No te parece, Pitt?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida amiga, perdona mi atrevimiento, parece mas una tentacion que un comentario.
      ¿No te parece Idoia?

      Eliminar