Seguidores

jueves, 16 de mayo de 2013

Nada es verdad ni mentira



La duda razonable persiste. Ni eso es verdad ni eso es mentira. Pero procura limpiar de vez en cuando el cristal con que miras.

(Foto: Pitt Tristán)

29 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Y más sobre todo los que sólo se miran el ombligo.

      Eliminar
  2. Al leer el título de tu post pensé lo mismo, jajaja. Voy a limpiarme las gafas.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Nada es verdad, nada es mentira...depende quien lo diga y como se diga.

    Tu eres una persona para mirar con los ojos... Del alma ;)

    Besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es acertado lo que dices porque la realidad de la que podemos hablar jamás es la realidad en sí.
      Lo otro me ha llegado al alma. Gracias.
      Besito.

      Eliminar
  4. Pues me parece otra frase redonda de las tuyas.
    Me la aplico, con o sin cristal.

    buena tarde Pitt

    ResponderEliminar
  5. Primero la claridad, después el cristal bien limpio, claridad como inteligencia, cristal como conocimiento. A partir de ahí, la verdad y la mentira que muchas veces son lo mismo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Igual lo que necesito entonces es limpiar las ventanas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espera a comprobar que los "sucio" no se encuentre fuera.

      Eliminar
  7. ¡Jo Pitt!
    Tu te pones profundo y yo pienso en limpiezas de primavera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que eres capaz de hacer las dos cosas a un tiempo.

      Eliminar
  8. Qué es más importante limpiar ¿el cristal o la mente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me vas a perdonar la crítica: huye de las convenciones. Lo de limpiar la mente está muy manido, lo mío es otro rollo.

      Eliminar
  9. Todo es cuestionable, lo que hay que cambiar es el prisma de vez en cuando.
    Saludos, Pitt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al meno yo lo cuestiono permanentemente, lo mío, lo de los demás.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Me haré eco de Ramón de Campoamor y lo citaré: "Y en este mundo traidor nada es verdad ni mentira; todo es según el color del cristal con que se mira".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se intentaba parafrasear a Campoamor, sin ponerlo en duda. O quizá sí.

      Eliminar
  11. Hay muchas verdades y muchas mentiras... ¿Ser objetivo? Resulta imposible cuando el color y el grosor de tu cristal es distinto al del vecino. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me hubieran hecho objeto sería objetivo, pero me hicieron sujeto.
      Besos.

      Eliminar
  12. La duda siempre es razonable, aunque también hay cosas que no son verdad ni mentira, simplemente suceden, como por ejemplo las tentaciones ;)
    Me voy a Francia unos días. Estaré desconectada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué habrá tantas cosas que en la Tierra quitan las ganas de mirar al cielo?
      Por no decir aquello tan conocido, y acertado en mi caso, de Oscar Wilde: "Me libro de las tentaciones cayendo en ellas".
      Besos. Hasta la vuelta.

      Eliminar
    2. Hagamos caso a los grandes literatos y su enorme sabiduría. Oscar tiene razón y tú haces muy bien en no mirar al cielo. Seguimos conversando a mi regreso.
      Besos

      Eliminar
  13. Estoy completamente de acuerdo,todo depende del cristal con qué se mira y nada mejor que no llevarlo empañado o sucio...
    Yo las gafas procuro llevarlas limpias,pero oye...
    Hay de polución en el entorno!
    ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, a veces miras, extrañado tomas las gafas en mano y las limpias, te las vuelves a colocar, miras y sigues viendo la misma opacidad.
      Besos.

      Eliminar
  14. Has dicho una verdad Pitt…en ningún plano, creo, que nada nada es verdad ni mentira. Ni afuera ni adentro.
    Feliz domingo, si se puede.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Mi padre siempre me decía que ni sí ni no ni todo lo contrario... :)

    ResponderEliminar