Seguidores

lunes, 10 de junio de 2013

El ojo del alma

El intelecto es el ojo del alma, no su fuerza; su fuerzas está en el corazón, es decir, en las pasiones. La razón más esclarecida no da para actuar y querer. ¿Basta con tener bien la vista para caminar? ¿No es preciso tener también pies, y la voluntad de ponerse en movimiento?

25 comentarios:

  1. Tienes razón. los instrumentos, las herramientas no son nada si no hay algo que los haga
    funcionar, y lo que hay detrás es, llámalo alma, y el combustible, a la pasión, las emociones.
    Saludos, Pitt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una tradicion asociar alma e intelecto, vayamos más allá. Siempre más allá.
      Gracias por comentar.
      Saludos don David.

      Eliminar
    2. Gracias, pitt. No te pases con lo del don... jajaja

      Eliminar
  2. Precioso!!!

    Así se ve, cuando el sentimiento es puro; con los ojos del alma.
    Los pies solo marcan el camino, y funciona si los pasos son guiados por el alma.

    Hoy nada de romanticon; dulzurita total ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Aun no sabes bien lo dulce que soy!
      Besitos.

      Eliminar
  3. necesitamos del entendimiento y la facultad de pensar, y la intención de querer. un abrazo porque tengo brazos, corazón para desear dártelo y la voluntad de hacerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ester, siempre tan voluntariosa.
      Un abrazo de vuelta.

      Eliminar
  4. Qué bonito!!! Se necesita de todo, es cierto, todo es importante, es cómo una cadena, motivación, ese es el motor principal para activar todo el mecanismo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Tienes toda la razón Pitt. Se necesita intelecto y pasión. Si falta una u otra nada es completo, pero si me dan a elegir, me quedo con el corazón, con la pasión, porque sin eso que insulsa es la vida...

    ResponderEliminar
  6. Se necesita tener corazón en esta vida y también cabeza y ponerle el alma a las cosas y ponerle alas a los días...

    ResponderEliminar
  7. Es cierto que el intelecto desapasionado ni es feliz ni ayuda a dar felicidad. Más bien tiende al gruñido y la amargura. Hay un más allá de la sabiduría donde se supera ese estadio y se aprecia la vida desde el intelecto y la pasión.

    ResponderEliminar
  8. El intelecto y las emociones, en definitiva...
    Perfecta combinación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecta combinación para ponerla en práctica.
      Besos.

      Eliminar
  9. "Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos."
    El Principito

    ResponderEliminar
  10. Receta:
    50% de intelecto (para comprender y razonar, para permitirnos ver)
    40% de pasión (para sentir, luchar, defender, disfrutar, saborear, transmitir... todo lo visto, aprendido y vivido)
    10% de chispa e imaginación (para levantar dos palmos los pies de la tierra y permitirnos volar a ratos)
    Mezclar con un poquito de sal, azucar o pimienta (dependiendo del momento). Y obtendremos un alma para un poeta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente receta. Y con alguien para compartirla, mucho mejor, como todas las recetas.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Después de leer la receta de Detalles, me han venido a la mente unos versos de Machado que tenía en un póster cuando era adolescente: "Qué fácil es volar. Qué fácil es./ Todo consiste en no dejar que el suelo / se acerque a nuestros pies".
    Muy fácil, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a volar un poco
      sólo un poco
      porque lo que hay que ver
      está aquí abajo.

      Raúl Remigio Vargas.

      Eliminar
  12. Es un conjunto de actitudes, con C.

    ResponderEliminar