Seguidores

viernes, 14 de junio de 2013

Mujeres vestidas, mujeres desnudas



Consultorio sentimental de Pitt el loco.

Alguien afirmó: "Suele decirse que las mujeres no deben mostrar demasiado su cuerpo, pues entonces desaparece 'el misterio de la atracción'".
Pero hay mujeres desnudas, como una manzana, que tienen más misterio que docenas de mujeres vestidas hasta la barbilla. Sólo quien no haya visto muchas mujeres es su vida puede pensar así, y especialmente los que han estado con mujeres cuyo encanto desaparece a las tres primeras palabras que digan. De lo contrario sabrían que hay mujeres que, por la tarde, hacen con sus piernas una argolla alrededor del cuello del hombre y, por la noche, son las mismas señoras a las que él les besa la mano con emoción.

20 comentarios:

  1. Pero bueno... ¿Y quién necesita misterio cuando puede tener sexo? Si quiero misterio me compro un libro de Edgar Allan Poe. Una mujer desnuda tiene lo mismo que tiene una mujer vestida pero mucho mejor.

    ResponderEliminar
  2. "pero hay mujeres desnudas, como una manzana, que tienen más misterio que docenas de mujeres vestidas hasta la barbilla".Completamente de acuerdo contigo. Y es que la esencia a veces se encuentra en los pliegeues de la piel, en un olor concreto, en el brillo de un simple lunar, en el color de los labios en contraste con la espalda...y no en la ropa.De hecho, salí hace años con un ser que solía llamarme cariñosamente "manzana". Siempre recuerdo esa palabra como uno de los piropos más bonitos que me han dicho :)
    Maravillosa entrada!!!
    Un abrazo enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que la evocación te traiga buenos recuerdos.
      Gracias y un cariñoso abrazo.

      Eliminar
  3. Antigua la primera frase¿no te parece?, el misterio no lo da el estar o no desnud@, está en tantas cosas...
    Y esto vale para el hombre y para la mujer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ahí su refutación. Completamente de acuerdo.

      Eliminar
  4. El cuerpo desnudo de una mujer, de mi mujer, es lo más bello que existe. El cuerpo vestido de mi mujer, es lo más bello que existe. Y cuando nos miramos comienza el misterio dando paso a la certeza.
    Saludos y buen finde.

    ResponderEliminar
  5. Qué atraso por favor, opino igual que Tracy, me parece muy antigua ya esa frase. El misterio va con la persona, da igual que esté desnuda o vestida, el misterio está en su mirada, su boca, su escote y sus pies caminando... también suele estar en los ojos que lo ven.
    Buen viernes lucerito del alba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Lucerito del alba. ¡Qué resalá!
      Cuanta razón en tus palabras. Lo más hermoso, aquello que no puede comprarse, que vale, si se sabe mirar.
      Besos.

      Eliminar
  6. Una mujer por la tarde hace con sus piernas una argolla alrededor del cuello del hombre, y por la noche es una señora, yo creo que con las piernas alrededor de un hombre también se puede ser señora. Que una mujer pierda el encanto despues de decir las primeras palabras, también les pasa a muchos hombres y no lo decimos.
    Y por último decir que tras un vestido no tiene porque haber mas misterio que tras una mirada. Hoy me has hecho enfadar, a lo mejor tengo que pedirte disculpas, porque no he entendido nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diré aquello que escribiera Quevedo:
      "Todo lo he escrito con pureza de ánimo, para que aproveche y no escandalice; y si alguno lo entendiere de otra manera, tenga la culpa su malicia y no mi intención".

      Eliminar
  7. Buena entrada la de hoy, Pitt, y con más cera de la que arde....
    Varias cuestiones:
    El misterio como bien van diciendo por ahí va en la persona, el encanto, el hechizo, el atractivo, va en la persona, en su forma de caminar, moverse, en la profundidad de la mirada, la gesticulación, en como mueve las manos, en como ríe...
    No consiste en la ropa, sino en saberla llevar,no consiste en desnudar, todo esta en saber enseñar e ir por ahí luciendo con naturalidad.
    Te contaré una anécdota que lo ilustra.
    Hace tiempo en un vagón de metro iba una niña de 17 enseñando de todo, en el otro extremo del vagón iba una cincuentona, arreglada sugerente y con estilo, pues bien, la cincuentona fue objeto para su regocijo de todas las miradas masculinas, mientras que la de 17 estaba siendo ignorada.
    En esto como en otras cosas, "la veteranía es un grado "
    Perdón por lo extenso de hoy. Gracias, Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda mujer y toda edad tiene su encanto, vaya por delante, pero es curioso, que una vez leído tu comentario y estando de acuerdo con lo que dices, me he dado cuenta que en ningún momento he pensado al escribir esta entrada -y prácticamente ninguna- en las jovencitas de diecisiete años; mi enaltecimiento, de tener algún valor, va siempre encaminado a esa mujer madura, casi despreciando su edad, en el sentido de hembra, formada y generosa en alabanzas, porque ellas saben lo que es no ser apreciadas lo suficiente.

      Eliminar
  8. Vacuidades encubiertas y misterios desnudos ¡guau!, que cierto es!... de colección tu entrada, que me ha encantado!!
    Pero, hay que replicar algo que salpimente tu lista de comentarios:

    ... "Como encanto desaparece en ciertos hombres, a las tres caricias o tres besos otorgados, cuando contienen esa emoción que sienten, por su miedo al rechazo".

    Es todo un lío todo lo que colateralemente se puede derivar del tema de esta entrada.

    Te dejo un beso desnudo!

    p.d. ... El beso Pitt, vístete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vístome! Los verdaderos besos, como todo lo natural, al desnudo.
      Otro beso desde el corazón, desnudo de falsedad.

      Eliminar
  9. De lo que atrae a los hombres, que hablen ellos.
    De lo que atrae a una mujer, puedo comentar:
    madurez, inteligencia, sensibilidad, chispa, elegancia, buen gusto, gracia, sal y azúcar, sinceridad, valentía, desparpajo...y más. Si todo esto viene cubierto por buen envoltorio, que para nada tiene que ser perfecto, y enfundado en un pantalón bien llevado y una camisa con arte...¡Me lo quedo!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que te conformas con...¡casi nada!
      Aunque requieras todo eso de un hombre, ¿por qué hay personas que nada más conocerse ser ven presas de un invencible atractivo? Lope nos lo dirá, con tono casi profesoral, por boca de Tello:
      "...que muchas mujeres
      quieren porque ven querer.
      Que en siendo un hombre querido
      de alguna con grande afecto
      piensan que hay algún secreto
      en aquel hombre escondido.
      Y engáñanse, porque son
      correspondencia de estrellas".

      Un beso

      Eliminar
    2. Pues porque llegó cupido y nos vuelve ciegos, sordos y hasta un poco idiotas (dejemos a un lado la razón, que me duele la cabeza, y acudamos a "don socorrido destino"). Algunos sin apenas conocerse, otros sin verse siquiera...¿A que es precioso? Pues eso es vivir!!
      Un beso.

      Eliminar
    3. Sí que es precioso. Incalculable valor.
      Un beso.

      Eliminar