Seguidores

sábado, 27 de julio de 2013

Otoño



Ya empiezo a echar de menos esos días de otoño, frescos, húmedos, tristes, en los que uno tiene alma aunque no quiera.

(Foto: Pla del Palau, Barcelona, 1950. Autor desconocido)

32 comentarios:

  1. Y yo. Estoy cansada de ir perdiendo partículas de mi ser en forma de gotas imparables que surcan todos los rincones de mi cuerpo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé como a esto le llaman "el buen tiempo".

      Eliminar
  2. Yo los echo de menos hasta cuando los vivo porque temo que se acaben y llegue este verano pestilente de contenedores con materia en acelerada descomposición, cucarachas nocturnas en las calles(una fobia personal) e insomnio(cuando ya no tengo más ropa que quitarme y sin embargo tengo calor¿Que hago?). Pues eso, que amén al fresco y a las moléculas del ambiente ralentizando el movimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta la estética es mucho más atractiva. El color, el olor...

      Eliminar
  3. De acuerdo con S. El otoño tendría que ser declarado bien de interés. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo declaro también. Odio el verano. Amo el otoño... y el invierno.
      Saltos y brincos, que ya queda menos.

      Eliminar
  4. Me uno a tus pensamientos, asquito de verano, el verano es para los profes y los ricos jajaja.
    El otoño es para los poetas y los locos maravillosos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vivan las estaciones bellas!¡Ese otoño de poetas y locos!
      Besos.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. No te preocupes Tracy, aún si fuera Cataluña a lo mejor hacían un referéndum, pero sólo es un deseo, el otoño llegará a su tiempo... sólo que lo echo de menos.

      Eliminar
  6. No por favor que todavía ni he visitado la playa...si es que eres un sentimental...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa, calienta el sol...
      tiririri... lalala... tiriri...lalala...

      Eliminar
  7. Yo también estoy deseando que llegue. Pero para ser sincera, aún echo más de menos a mi amado invierno. No soy persona en estos momentos, mis sentidos se embotan y me derrito cual loncha de tranchete cada vez que pongo un pie en la jungla de asfalto. Aunque, por lo menos en Zaragoza nos libramos de la humedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, nos libramos de la humedad y por la noche se levanta algo de viento pero es que el verano no es para mí.

      Eliminar
  8. Yo estoy deseando que lleguen esos días fresquitos y húmedos. Llevo muy mal el calor.
    Parece como si en esos ansiados y ojalá que próximos días otoñales, hubiera algo, no se si en la lluvia, el aire fresco, los colores rojizos que te hiciera fluir el pensamiento, reencontrarse con uno mismo, " por lo menos en mi caso ".
    La foto me hace desear esos días aun más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has recogido perfectamente la intención, la foto sirve como motor de la nostalgia.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Tiempo al tiempo, Pitt. Deja que disfrutemos del verano, que le ha costado mucho llegar.
    La foto, eso sí, chulísima, como es habitual.

    ResponderEliminar
  10. Y yo...el otoño es mi estación...

    ResponderEliminar
  11. Oh, encontré a los amantes del invierno que tanto buscaba. A todas las personas a quien consulto dicen que aman el verano. A decir verdad odio el calor, odio todo de esa estación.
    El invierno es la mía también<3.
    Te espero por mi blog, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que somos unos cuantos locos y locas, pero divertidos.
      Gracias por venir, nos leemos.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Desde que me vine a vivir a este lugar, que existen el invierno y una cosa rara que abarca lo que no es invierno, que los de aquí llaman verano pero que no es más que un montón de días impredecibles en los que lo mismo hace buena temperatura que frío, que llueve, que hace sol... no echo de menos el otoño. Quizá sí la primavera y hasta puede que el asfixiante calor de mi tierra, fíjate lo que te digo, que nunca me ha gustado el verano, y ahora lo echo de menos.
    De pequeña me gustaba más el otoño, recuerdo. Estaba deseando que acabaran las vacaciones para volver al cole!!!
    Bueno, bueno, espera, que yo había venido aquí a decirte que la foto me parece preciosa, que es de las que más me ha gustado de tu blog en mucho tiempo. Tiene mucho encanto, al menos para mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es una foto con encanto, el lugar, las luces, intimista, nostálgica, con ese pelín de tristeza que tanto anima. Jajajajaja

      Eliminar
  13. Me encanta no tener que llevar un montón de ropa encima, salir de la ducha sin escalofríos, pasear con sandalias o descalza, la luz de Andalucía, las reuniones en las puertas hasta las tantas de la noche, las terracitas con cerveza fresquita y tintos de verano, el olor a espetos, los turistas con calcetines y chanclas, las fiestas patronales, mojarme con la manguera cuando riego, el color de los geranios y olor de jazmín...Bonita foto. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que haber de todo, ves, a ti no te gusta llevar... mucha ropa encima. También es una propuesta sugerente. Y lo de la manguera, ¡ya imagino la blusa!
      Un beso.

      Eliminar
  14. Y es que resulta muy dificil sentirse melancólico tirado en la piscina, entre cuerpos deslumbrantes y sombrillas de colores.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, y qué somos sin un poco de melancolía, sólo esos cuerpos deslumbrantes... Jajajajaja

      Eliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. OOOhhh síiii... yo desde el primer día... no me gusta el verano, pero nada de nada...

    Bss

    ResponderEliminar