Seguidores

miércoles, 31 de julio de 2013

Quevedo



Consultorio sentimental de Pitt el loco.

Escribe Francisco de Quevedo:

"Primero es besalla y abrazalla
y con besos entretenella;
primero provocalla y encendella
para que entre con brío en la batalla".

17 comentarios:

  1. Hay que saber hacello, la teoría no es suficiente.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  2. Quevedo no se queda al margen de ná, habría que ver la práctica como la llevaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. La teoría es espléndida, ponerla en práctica tiene más valor.

      Eliminar
  3. La tenía clara en la teoría, como dijo Ester, no es suficiente. Pero alentador sí.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decía Leonardo Da Vinci que la práctica debe siempre ser edificada sobre la buena teoría.
      Abrazos y gracias por pasar.

      Eliminar
  4. Pues el hombre ya se dedicaba a consultorios amorosos de revista de chicas. Tampoco somos tan distintos los de ahora que los de antes. Y claro que hay que empezar con besalla y abrazalla. Qué brutos habría que empezaban ya a palo seco.

    ResponderEliminar
  5. Haberlos, haylos. Sólo las personas tiernas son realmente fuertes.

    ResponderEliminar
  6. ¿ va a ser todos lo miércoles?, no quiero perdérmelas porque estoy mu necesitá de esos consejos y de la boca de un hombre. jejejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vale!, así tenemos tiempo para practicar hasta el finde.

      Eliminar
  7. Quevedo ahí estuvo acertado, aunque no era buen amante, me he informao bien y en la batalla no daba la talla... jajajajajajaj
    Besos loco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También ocurre que hay mucha loba.
      Besos, princesa.

      Eliminar
  8. Ayyyy, por diversas causas se me había olvidado este interesante lugar...Pero nunca es tarde si la dicha es buena y aquí ando.
    Lo que está claro es que Quevedo sabía muy bien lo que tenia que hacer, la pena es que, hoy en día se anda con demasiada prisa y se olvidan esos pequeños detalles que apunta Quevedo y que son tan importantes, como lo que viene después ¿O no? Hay que practicar más los prelimiares señoressss.

    ResponderEliminar
  9. Ayyyy, por diversas causas se me había olvidado este interesante lugar...Pero nunca es tarde si la dicha es buena y aquí ando.
    Lo que está claro es que Quevedo sabía muy bien lo que tenia que hacer, la pena es que, hoy en día se anda con demasiada prisa y se olvidan esos pequeños detalles que apunta Quevedo y que son tan importantes, como lo que viene después ¿O no? Hay que practicar más los prelimiares señoressss.

    ResponderEliminar